Foto: Tomada de Internet
El menor había cambiado su uniforme por un pantalón oscuro, tirantes y una playera con la leyenda 'Natural Selection', en una posible referencia a Eric Harris, estudiante de preparatoria que junto a Dylan Bennet cometieron un tiroteo escolar el 20 de abril de 1999 en la llamada Masacre de la Escuela Preparatoria de Columbine

Esta mañana, un niño de 11 años disparó contra 5 de sus compañeros y en el Colegio Cervantes de Torreón y posteriormente se quitó la vida.

Según informes de las autoridades y del propio Gobernador de Coahuila, el menor de nombre  José Ángel y que cursaba el sexto de primaria pidió permiso para ir al baño, y su maestra, al ver que el menor no regresaba fue a buscarlo y al encontrarlo en el pasillo disparó contra ella y alumnos que se encontraban en el lugar.

El menor había cambiado su uniforme por un pantalón oscuro, tirantes y una playera con la leyenda 'Natural Selection', en una posible referencia a Eric Harris, estudiante de preparatoria que junto a Dylan Bennet cometieron un tiroteo escolar el 20 de abril de 1999 en la llamada Masacre de la Escuela Preparatoria de Columbine en la localidad de Columbine (Denver, Colorado, Estados Unidos).

El gobernador de Coahuila también hizo referencia a un videojuego de nombre 'Natural Selection', posible inspitración para que el menor cometiera el tiroteo.

OBSESIONADO CON COLUMBINE

Humberto Barbachano, padre de uno de los alumnos del Colegio Cervantes, y compañero del niño que disparó, narró en entrevista con Pascal Beltrán del Río, la versión que le dio su hijo luego de lo ocurrido esta mañana en ese instituto educativo.

Señaló que, de acuerdo a lo relatado por su hijo, “el joven dijo que se iba a cambiar el pantalón porque estaba roto y pidió permiso para ir al baño”, en ese momento “agarro su mochila” y se salió.

"Me comentó mi hijo que él andaba diciendo que era el día en que ya se iba a ir. No sé si tal vez porque los niños todavía no sean conscientes o puedan detectar ese tipo de señales no le hayan prestado la atención necesaria”, alertó.

Y añadió: “tengo entendido que también estaba obsesionado o tenía conocimiento de los sucesos que se dieron en Columbine”.

Foto: Twitter / Columbine se convirtió en tendencia nacional, usuarios señalaron las coincidencias

Dylan y Eric: los menospreciados de Columbine que querían ser ídolos y posible inspiración de niño de Torreón

Dylan Klebold y Eric Harris se conocieron en LittletonColorado, poco después de que el padre de Harris se retirara del servicio militar en el verano de 1993.

Eric, quien desde pequeño tuvo contacto con la milicia y armamento por la profesión de su padre, poseía una actitud negativa. Conforme creció, padeció muchos episodios de ira y depresión, situación por la cual, tuvo que medicarse durante los últimos meses de su vida. De hecho, se cree que uno de los fármacos que consumía por dicho padecimiento, "Luvox" era el causante de su comportamiento errático y voluble.

Dylan, por su parte, se crió en Littleton en el seno de una familia pacifista, por su padre, y luterana, por su madre. Klebold tenía amigos desde infancia temprana, muchos de los cuales conservó hasta su muerte.

Ambos eran completamente distintos desde que se conocieron. Eric era voluble, de carácter fuerte, mientras que Dylan era un niño reservado. Sin embargo, según señalan testigos clínicos del caso Columbine, la personalidad de Eric "arrastró" a la de Dylan, que se comenzó a volver uraño, y aunque él era más objetivo que Harris con respecto al odio hacia los atletas que los fastidiaban, también pensaba que la "solución" a todo era un ataque contra los "opresores".

Harris Klebold buscaban ser "respetados" por lo que planeaban hacer. 

Según el diario de Harris, los jóvenes querían emular un atentado terrorista ocurrido en Oakland el 19 de abril de 1995, donde Timothy McVeigh Terry Nichols hicieron explotar un camión con bombas afuera del Edificio Federal Alfred P. Murrah. El ataque dejó un saldo de 168 muertos y al menos 680 heridos. Ambos buscaban "mejorar" lo ocurrido en Oakland, por lo que aprendieron a fabricar explosivos caseros en tutoriales de internet. 

Eric Harris poseía un blog en internet donde publicaba amenazas a estudiantes de la escuela, además de recetas caseras para explosivos y planes sobre asesinatos. Klebold utilizaba la plataforma para hacer eco de las publicaciones de Harris, además de poseer un diario físico, en el que plasmaba sus pensamientos sobre los planes que tenían en mente. 

Durante 1998 ambos jóvenes compraron las armas que utilizarían eventualmente el día de la masacre. Robyn Anderson y Philip Duran fueron dos de las personas que les ayudaron a conseguir el armamento. Para diciembre de 1998, los perpetradores tenían listo el arsenal que llevarían a Columbine.

Sin embargo, Harris no contaba con que su blog, que también fungía como diario, sería encontrado por un amigo en común de ambos, Brooks Brown, con quién Eric había tenido diferencias y amenazaba de muerte en sus escritos.

 

El caso del ataque en Torreón tomó relevancia nacional y se convirtió en tendencia, usuarios señalaron y cuestionaron que la culpa fuera de un videojuego y sugieren que se trate de influencias basadas en la película.

La madre de Brown informó a la policía sobre el hallazgo, en el que ya se mencionaban las bombas caseras y la escuela Columbine. A pesar de ello, el investigador Michael Guerra, quien redactó un proyecto de declaración jurada, solicitando una orden de registro de la casa de Harris, no finalizó el proceso ante el sheriff del condado de Jefferson. La declaración fue archivada, y sólo fue dada a conocer en septiembre de 2001, casi dos años después de la masacre. 

Ambos jóvenes fueron arrestados el 30 de enero de 1998 por robar una caja de herramientas dentro de una camioneta del vecindario. Fueron condenados a trabajo comunitario y Harris tuvo que cumplir con asistir a manejo de control de la ira. Nadie mencionó la orden de cateo en su casa.

Para diciembre de 1998, ambos jóvenes grabaron algunos "cortometrajes" donde ellos recreaban a dos "asesinos a sueldo" que protegían a alumnos violentados en la escuela. En las grabaciones puede verse cómo ambos muestran furia contenida por lo que representan.