Informa. Alejandro Gutiérrez considera que el proceso va para largo. / Especial
El empresario coahuilense señala que no espera una sentencia absolutoria con la justicia de ese estado, pero confía en obtener el fallo a favor cuando el caso llegue a instancias federales.

Tras una semana de audiencias, como parte del juicio que se le lleva en Chihuahua por presunto peculado por 1.7 millones de pesos, el empresario coahuilense, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, considera que el proceso todavía va para largo, pues no espera una sentencia absolutoria en las instancias locales de justicia.

“Todavía se va a llevar unos días: ha habido de todo, nos hemos quedado sin testigos en alguna ocasión, luego tres de ellos han evidenciado una falsedad en las declaraciones, lo que tendrá una repercusión legal.

“Yo no espero una sentencia absolutoria, lo veo muy complicado, aunque estamos convencidos de que no hay un solo elemento de culpa que me inculpe. Después de esta instancia, nos iremos hasta la última. No hay ninguna posibilidad de que perdamos en el ámbito federal”, expuso en entrevista con VANGUARDIA MX.

Y es que, desde su perspectiva, la intervención del gobernador Javier Corral en el Poder Judicial de Chihuahua “es brutal”.

De acuerdo con El Diario de Chihuahua, hasta antier al menos 12 testigos pasaron al estrado esta semana como parte del juicio oral contra Gutiérrez. Todos, presentados por la Fiscalía General del Estado.

“Regresamos el lunes y martes, pero no hay fecha. Faltarán una o dos semanas, ahorita todavía estamos en los testigos de ellos”, apuntó el coahuilense.

Yo no espero una sentencia absolutoria, lo veo muy complicado, aunque estamos convencidos de que no hay un solo elemento de culpa que me inculpe”
Alejandro Gutiérrez, empresario

 ‘HABÍA UNA INSTRUCCIÓN DE PERSECUCIÓN CONTRA MÍ’

Sobre las personas presentadas por la Fiscalía, expuso que una de las testigos de ayer, Mónica Elena Martínez, quien sería funcionaria del Ministerio Público en Chihuahua, reconoció que recibió instrucciones para investigar a él y su familia.

“Mis abogados encontraron los documentos que evidencia que desde 2017 había una instrucción de persecución no solo contra mí, sino contra toda mi familia, incluyendo menores.

“Había un área especializada en la que ella estaba enfrente. Esta testigo mintió y la obligamos a que leyera, como es nuestro derecho, el memorándum que le mandó la Fiscalía para iniciar una investigación desde 2017 a toda la familia. Esto está documentado, en audio y video. Que se le hará llegar en su momento a las autoridades federales”, aseguró.

FISCALÍA NO RESPONDE

Vía telefónica, VANGUARDIA MX buscó conocer las impresiones de la Fiscalía de Chihuahua sobre el juicio, sin éxito.

“Hay muchas cosas que no puedo revelar, porque estoy en proceso, pero les van a servir a mi defensa: la forma de manipular circunstancias.

Mis abogados encontraron los documentos que evidencia que desde 2017 había una instrucción de persecución no solo contra mí, sino contra toda mi familia”
Alejandro Gutiérrez, empresario

“La operación (prestación de servicios por parte de su empresa) fue registrada, antes de hacer el pago la empresa registró la operación en Hacienda y el SAT, por ese monto (1.7 mdp), no existe el tema de peculado”, insistió Gutiérrez.

En agosto pasado, en una audiencia celebrada en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, un juez federal determinó sobreseer la acusación de peculado agravado por 250 millones de pesos en contra de quien fuera secretario general del PRI.

Se trataba del primer caso (de dos) por el que se vinculó a proceso al coahuilense, y por el que fue enviado a prisión a finales de 2017.

El 28 de septiembre pasado, tras nueve meses y ocho días de prisión preventiva, el empresario volvió a convivir con su familia, luego de que la decisión de una magistrada federal obligara al Gobierno de Corral a acatar y confirmar su salida del Cereso de Aquiles Serdán, ubicado en la zona conurbada de la ciudad de Chihuahua.