Archivo
Ortega reiteró que su temor radica en que Moreira Valdez amenazó a su representante con que lo iban a conocer y verían de lo que es capaz si se atrevía a pisar Coahuila en sus actividades de proselitismo

Aunque el gobernador Miguel Riquelme invitó a Ivonne Ortega a venir a Coahuila, la candidata a la dirigencia nacional del PRI aseguró que no visitará la entidad como parte de su campaña, porque teme por su integridad física tras las presuntas amenazas que le hizo el exgobernador Rubén Moreira Valdez.

Ortega reiteró que su temor radica en que Moreira Valdez amenazó a su representante con que lo iban a conocer y verían de lo que es capaz si se atrevía a pisar Coahuila en sus actividades de proselitismo.

“Le dije que no se preocupe, que no voy a poner un solo pie en Coahuila, no voy a poner en riesgo la integridad física mía y de mi equipo. Con Rubén no coincidí mucho cuando éramos gobernadores, pero luego fui secretaria general del PRI y en una o dos ocasiones visité Coahuila como secretaria en tiempos de campaña y fuera de allá, no tenía más relación que esa”, dijo.

 

La aspirante externó que con Moreira Valdez no ha tenido contacto a raíz de las amenazas, pero sí sostuvo una conversación con el gobernador Miguel Riquelme, quien le manifestó su apertura para que visite Coahuila, aunque reiteró que no lo va a hacer por considerar que se pondrá en riesgo.

Sobre la denuncia que presentó ante la Fiscalía General de la República en contra de Rubén Moreira, Ortega aseguró que hasta el momento no ha tenido noticias del estado en el que se encuentra la querella.

“Espero que las autoridades correspondientes, la Fiscalía, hagan lo que les corresponde, tengo fe en las autoridades, he presentado las pruebas y esperaremos a ver qué se determina”, comentó la candidata a dirigir el tricolor.

Ortega explicó que se mantiene en contacto con militantes de Coahuila vía remota, para explicar su plan de trabajo en caso de llegar a la presidencia nacional del PRI, aunque también criticó que, en la visita de su contrincante Alejandro Moreno a Saltillo, estuvo el dirigente estatal del tricolor, así como alcaldes y diputados federales priistas.

“Es claro que Alejandro Moreno es el candidato del gobierno anterior y actual”, dijo, “esto no me sorprende, que hayan estado funcionarios con cargo, particularmente son los que deberían de estar imparciales, presidentes municipales, pudiera haber recursos públicos y los que tienen la responsabilidad de ser imparciales, que tienen cargo en el partido”.