Foto: Especial
La chica también tomaba antidepresivos y otros medicamentos para la ansiedad que sufría desde que murió su padre el mes de mayo del año pasado

Una chica de 20 años ha muerto por hacer la 'dieta del vinagre'. Quería perder peso rápidamente justo antes de las vacaciones.

Lindsey Bone estudiaba criminología en la Universidad de Sussex (Inglaterra) y fue encontrada muerta en su cama por sus compañeros de piso. La joven quería perder peso antes de irse de vacaciones y optó por hacer una dieta muy estricta para perder peso rápidamente. Eligió la dieta del vinagre de sidra manzana y se tomaba las pastillas cada mañana. Los últimos dos años, apenas comía dos veces a la semana.

La madre de Lindsey ha hecho un llamamiento a las chicas de su edad advirtiéndolas de los peligros de hacer dietas tan extremas con el objetivo de evitar que se repita una tragedia como la de su hija. "Por favor, tengan mucho cuidado", ha exclamado la madre justo después del funeral de su hija. 

"Era una niña con muchos planes de futuro y quería ir a la Universidad para honrar a su padre", ha añadido.

Foto: Especial

La joven estaba obsesionada con perder peso y, de hecho, en su habitación, encontraron un diario con un listado de los alimentos que podía comer "para no consumir más de 1.200 calorías al día, carbohidratos sólo una vez al día y fruta para merendar". 

En su diario también tenía escrito "quédate en la biblioteca y no comas" y "tomar el maldito vinagre de manzana". 

La chica también tomaba antidepresivos y otros medicamentos para la ansiedad que sufría desde que murió su padre el mes de mayo del año pasado.