Informan. Al ingresar al área encontraron a un hombre ya sin vida, el cual fue identificado por su esposa, quien les dijo que tenían pensado cruzar el río para ingresar a EU.
Diego Enrique intentó desafiar la corriente junto con el niño de 5 años

PIEDRAS NEGRAS, COAH.- En la ciudad fronteriza de Piedras Negras, a la altura del Paseo del Río, murió ahogado el migrante hondureño Diego Enrique “N”, quien intentó desafiar la corriente del río Bravo con su hijo, Diego Neymar, de cinco años.

Agentes del Grupo Beta del Instituto Nacional de Migración (INM) y elementos de la Guardia Nacional (GN) arribaron al lugar y rescataron al pequeño.

Brenda Yazmín “N” reconoció al fallecido, quien era su esposo, y comentó a las autoridades que iban a Estados Unidos en busca de empleo y un mejor nivel de vida.

La tragedia ocurrió el viernes en la madrugada cuando la familia de hondureños intentó evadir la vigilancia de la Patrulla Fronteriza para internarse sin documentación a territorio norteamericano.

Elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Coahuila, Región Norte I, tomaron conocimiento del deceso.

Reportaron que al llegar al lugar de los hechos se percataron de que el área ya estaba acordonada por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública municipal.

Agregaron que al ingresar al área encontraron a un hombre ya sin vida, el cual fue identificado por su esposa de nombre Brenda Yazmín (o Janeth), quien les dijo que tenían pensado cruzar el río para ingresar a EU.

En tanto, el agente del Grupo Beta Ángel Humberto Ceniceros Vargas les informó que cuando se metió al río, primero rescató al menor de edad y enseguida sacó el cuerpo inconsciente del padre, quien poco después falleció.