ESPECIAL
Decesos son registrados tan sólo en enero

Al menos cinco migrantes murieron durante enero al intentar cruzar el afluente del río Bravo en territorio de Piedras Negras y Acuña y así llegar a Estados Unidos, según datos del observatorio Missing Migrants de la ONU.

Estadísticas de esta organización muestran que los fallecimientos de forasteros que intentan cruzar hacia la Unión Americana han aumentado.

Durante todo el 2018 fueron reportadas al menos 51 personas encontradas sin vida, mientras que durante el 2019 fueron registradas 101, es decir, que la cifra se duplicó; en el primer mes de este año, el Observatorio ya haya reportado un total de 21 muertes.

En los detalles de los hallazgos, el Observatorio dice que de las 21 muertes registradas en este 2020, al menos cinco fueron reportadas en la franja del Río Bravo en Coahuila, de las cuales cuatro fueron en ejidos aledaños a Piedras Negras, y una en Acuña.

En los registros del Observatorio, también se indica que entre los 101 sucesos que ocurrieron el año pasado, 22 de los casos fueron registrados en ejidos de las dos ciudades ya mencionadas.

Entre los puntos coahuilenses que se señalan como peligrosos están: El Saucito, Los Rodríguez, Centinela, Isla del Mudo, Madero, Santo Domingo, El Molcajete, Rancho El Caporal, y otros lugares de Piedras Negras como lo son el campo de futbol americano de ‘Aguilas’, y la colonia Presidentes de la misma ciudad.

Asimismo, el Observatorio indica que en ese año fueron reportadas otras 16 muertes por la autoridad americana que se encuentra sobre las colindancias de Texas y Coahuila; reportando los decesos en las orillas del Río Braco sobre la franja americana en el condado de Maverick, también y en el canal del Comanche.

La organización que lleva a cabo el observatorio, registra el número de los decesos realizando un cruce de datos de medios de comunicación y pronunciamientos formales de las autoridades de ambos países.