La FGE informó que tras los estudios al cadáver, estos dieron como resultado que la muerte se derivó de una broncoaspiración causada por el reflujo de alimentos. ESPECIAL
Le quitaron fíat notarial al ser sobrina del ‘Mono’ Muñoz

La Fiscalía General del Estado, a través del Servicio Médico Forense, descartó ayer la comisión de algún delito o algún robo o asalto relacionados con la muerte de Mónica María Muñoz Zúñiga, al informar oficialmente que su deceso se derivó de una broncoaspiración por alimentos.

La dependencia informó que el domingo pasado, personal de Servicios Periciales  realizó el levantamiento del cuerpo de la ex secretaria técnica de la Secretaría de Turismo y Desarrollo de Pueblos Mágicos de Coahuila, para trasladarlo al Servicio Médico del Forense para conocer las causas del fallecimiento.

La FGE informó que tras los estudios al cadáver, estos dieron como resultado que la muerte se derivó de una broncoaspiración causada por el reflujo de alimentos.

“En el lugar del hallazgo, el cuerpo se encontraba recostado sobre una cama sin huellas de violencia física o alteraciones en el inmueble”, reportó la Fiscalía, con lo que descartó que Mónica hubiera sido agredida físicamente o que haya habido algún móvil, como el robo en su residencia.

‘PERDIÓ’ FIAT POR PARENTESCO

Muñoz Zúñiga era sobrina de Juan Manuel “El Mono” Muñoz Luévano, procesado la justicia de Estados Unidos por delitos de lavado de dinero, este parentesco habría sido la causa para que no le entregarán una fíat notarial.

En marzo de 2016, en los medios periodísticos de Saltillo, trascendieron los nombres de algunos abogados y abogadas que iban a ser beneficiados por el entonces gobernador Rubén Moreira con una patente notarial, nombres entre los que se encontraba Muñoz Zúñiga.

Sin embargo, luego de que se informó de la detención de “El Mono” Muñoz, justo en los días previos en que se darían a conocer oficialmente los beneficiados, la ex funcionaria fue borrada de la lista.

José Reyes


José Reyes Quintero. Orgullosamente periodista de VANGUARDIA desde noviembre de 1999, aunque mi incursión en el periodismo se remonta al año de 1988, cuando inicié mi carrera en Monterrey, mi ciudad natal, donde estudié la carrera de Ciencias de la Comunicación en la UANL. He cubierto desde actividades policiacas hasta deportivas, incluso sociales, siempre en el periodismo escrito.  Actualmente me especializo en temas electorales, políticos, de seguridad y legislativos. Vivo de la palabra y como tal, me esfuerzo al máximo por respetar nuestro idioma.