Foto: Especial
“El problema con SpaceX es que la cerca atraviesa su propiedad”

ESTADOS UNIDOS.- SpaceX, de Elon Musk, tiene mucho que perder en la batalla por la seguridad fronteriza que se libra en el Congreso estadounidense: una plataforma de lanzamiento en la frontera entre Estados Unidos y México que planea usar para los cohetes que transporten humanos alrededor del planeta y, eventualmente, a Marte.

Los legisladores demócratas han asumido la causa de Space Exploration Technologies y están intentando frustrar los esfuerzos de la administración de Donald Trump para construir una barrera fronteriza que podría atravesar las instalaciones de la compañía en Boca Chica, Texas, en la costa del Golfo de México.

LEGISLADORES, PREOCUPADOS POR IMPACTO EN INSTALACIONES

Los legisladores afirmaron estar preocupados por el impacto en las instalaciones de 50 acres de la empresa, luego de ver un mapa del Departamento de Seguridad Nacional que muestra una barrera en medio de lo que describen como una plataforma de lanzamiento.

“El problema con SpaceX es que la cerca atraviesa su propiedad”, afirmó la presentante Lucille Roybal-Allard, demócrata de California, quien encabeza el comité de gastos de Seguridad Nacional.

La legisladora afirmó que continuará luchando para que el área quede exenta en un acuerdo final.