El tenista serbio Novak Djokovic (i) saluda al español Rafael Nadal (d) tras vencerlo en el partido de cuartos de final del Masters 1,000 de Roma. Foto EFE
Nadal, número cinco del mundo pero cuarto favorito en París por la baja de Roger Federer, no tendrá un camino fácil en su objetivo de sumar su décimo título en Roland Garros.

El Abierto de tenis de Francia no vivirá una final entre el español Rafael Nadal y el serbio Novak Djokovic, después de que el sorteo celebrado hoy en París los situara en la misma parte del cuadro y deparara un posible enfrentamiento entre ambos en las semifinales del torneo.

Nadal, número cinco del mundo pero cuarto favorito en París por la baja de Roger Federer, no tendrá un camino fácil en su objetivo de sumar su décimo título en Roland Garros.

El español debutará ante el australiano Sam Groth, 95 del ranking ATP y en su camino se cruzaría, si se cumple la lógica del ranking, con: el argentino Facundo Bagnis en segunda ronda, el italiano Fabio Fognini en tercera, el emergente Dominic Thiem en octavos y el francés Jo-Wilfried Tsonga en cuartos.

Djkovic, número uno mundial que busca su primer título sobre el polvo de ladrillo parisino, se estrenará ante el taiwanés Yen-Hsun Lu, 100 del ranking ATP.

La ausencia de Federer, que anunció el jueves su decisión al no sentirse al cien por cien, y la del francés Gael Monfils, baja de última hora por un virus, despejó aparentemente un cuadro masculino que podría deparar unos cuartos de final de gran nivel.

Si se cumplen los pronósticos del ranking, Djokovic se enfrentaría al checo Thomas Berdych y Nadal a Tsonga en la parte alta del cuadro. Por el otro lado, el británico Andy Murray, renciente ganador en Roma, chocaría con el japonés Kei Nishikori y el suizo Stanislas Wawrinka, campeón el año pasado en París, con el canadiense Milos Raonic.