Militares pasan nombres y detalles a procuradores del PRI y éstos no actúan. Es más, algunos de los involucrados siguen en la administración municipal de Monterrey

Les platico esto en exclusiva: el 9 de julio de 2009, el General Brigadier D.E.M. Antonio García Escalante, Jefe del Estado Mayor de la 7a Zona Militar con base en Monterrey, envió al entonces procurador de Justicia de NL, Luis Carlos Treviño Berchelman, un oficio CONFIDENCIAL en sobre cerrado, que contenía en una libreta, escritos a mano, los nombres de funcionarios de Seguridad del gobierno de Natividad González Parás, que eran pagados por el Cártel de los Z.

El oficio -que acompaña a este artículo- solo menciona que el 8 de ese mes de julio, una patrulla militar encontró en el interior de un bar a los integrantes de una célula criminal, reunidos con catorce policías estatales de NL, entre los cuales destacaba el Sargento 2o Héctor Muñoz Lucio.

Pero hace mención de que en sobre cerrado se encontraban todos los detalles que le pidió al procurador que fueran atendidos.

Lo único que se supo en esos días fue que había ocurrido la detención de una célula criminal, pero de los nombres de los funcionarios y elementos de Seguridad del Estado pagados por los delincuentes, CERO.

En vista de lo anterior, el 23 de diciembre del mismo año, el General Brigadier D.E.M. Francisco Juan Aboytes Guerra, Jefe del Estado Mayor de la 7a Zona Militar, envió un segundo oficio al procurador de justicia estatal, Alejandro Garza y Garza -quien entró a ese cargo con la administración de Rodrigo Medina- que sustituyó a González Parás al terminar éste su mandato el 3 de octubre de ese mismo 2009.

El texto es muy parecido al del General García Escalante; se refiere al mismo acontecimiento y vuelve a incluir en sobre cerrado, copia de la libreta escrita a mano con los nombres de los funcionarios estatales de Seguridad, en la nómina del cártel criminal.

¿Ustedes creen que ahora sí el procurador hizo su jale? ¡Ni madres!

Igual que el de Nati, el de Medina se volvió ojo de hormiga.

 

De nuevo, no ocurrió nada.

Asesorado por sus consultores en materia de seguridad, Medina mantuvo dicha información oculta, para evitarle -según le aconsejaron- un escándalo a su gobierno, que apenas empezaba.

¿Saben por qué no fueron dados a conocer los pormenores de esa libreta escrita a mano?

Porque aparecían los nombres de Treviño Berchelman, Adrián de la Garza, Aldo Fasci y entre otros, uno en particular, que hoy ocupa el puesto de Comisario de la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad del Municipio de Monterrey, Guadalupe Eduardo Sánchez Quiroz

Adrián recibía nomás $25,000 quincenales, pues era director de averiguaciones previas de la procuraduría.

Arriba de él estaban Aldo Fasci, que como secretario recibía $70,000 por quincena y en la copa, Treviño Berchelman, con $100,000 cada día 15 y último de mes.

¡DE MIEDO!

La nómina que dicho cártel pagaba a funcionarios de áreas tan sensibles como homicidios, secuestros, robo de vehículos, elementos del cuerpo de élite SWAT, otros asignados al Aeropuerto Mariano Escobedo, delitos patrimoniales, aprehensiones, policía rural, era en 2009 de $2 millones de pesos mensuales.

La nómina es de miedo, porque los delincuentes pagaban sueldos incluso a quienes ocupaban puestos administrativos.

Tenían -¿o tienen?- prácticamente copados a los órganos de seguridad del Estado.

El pagador no fue aprehendido, ni llamados a cuentas los funcionarios y policías involucrados.

El Tory, así llamado de mote, fue apresado hasta el 9 de julio de 2010 por personal militar y nada tuvieron qué ver en eso las autoridades del gobierno de NL.

Y anticipándome a lo que los involucrados quizá van a alegar diciéndose injustamente afectados, solo les digo desde ahorita que le echen un vistazo a los dos oficios enviados por los jefes militares a los procuradores de justicia de NL.

A ver cómo les va con los de a de veras, o sea, con los militares.

Algunos de los detalles de la libreta -tengo muchos más- están dentro de los dos sobres cerrados que fueron entregados por el Ejército a los procuradores de justicia de NL.

Por lo pronto, amables lectores, échenle un vistazo a estas hojas de la mentada libreta y espero que no aparezcan sus nombres por ahí...

Tengo una 2a parte, y de eso platicaremos después...

CAJÓN DE SASTRE

"Santa madre del Dios de Spinoza reencarnado y vuelto a nacer", dice la irreverente de mi Gaby.