Foto: ARCHIVO
Afirma empresario que si hubiera un embarque de combustible contaminado, el problema se habría presentado en otra estaciones

Después de que VANGUARDIA MX publicó las daños que sufrieron al menos 10 autos por el uso de gasolina mezclada con agua, el presidente de Onexpo Coahuila, Miguel Dainitín, comentó que por las características de lo sucedido, no fue un lote contaminado sino echado a perder.

El líder de los gasolineros señaló que históricamente, la estación ubicada en Paseo de la Reforma vende muy poca gasolina Premium, y se sospecha que al cambiar de administración se sacó producto con varios meses de almacenamiento, lo que mermó sus componentes.

“Lo que pudo haber pasado es que ahí hace poco se cambió la administración y seguramente sacaron gasolina almacenada, y digamos que se echa a perder, tiene caducidad, debieron revisar el producto, porque seguramente había perdido calidad”.

Si bien no especificó el tiempo de vida que tiene el producto, Dainitín Ferreira puntualizó que la situación fue grave, pero descartó categóricamente que fuera una venta contaminada desde Pemex.

“Porque no pasó en ninguna otra, si hubiera sido problema de Pemex, habría el mismo problema en otras gasolineras”, dijo.

SOBRE EL TEMA PROFECO

En el tema de las irregularidades que Profeco detectó en estaciones de Saltillo, en donde al menos el 25 por ciento presentaron alguna irregularidad; el empresario hizo hincapié en que los sellos que coloca la dependencia federal no son únicamente negativos.

En ese sentido, recordó que los documentos y hologramas emitidos por la Procuraduría Federal del Consumidor tienen 26 motivos, entre ellos surtir de menos, pero también surtir de más, por lo que puntualizó que se debería especificar por parte de las autoridades, en cada caso, para que las estaciones no pierdan confianza.