Foto: Especial
El presidente López Obrador reiteró que no se encubrirá a nadie tras la detenció nde seis elementos de la Guardia Nacional por la muerte de una mujer

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, afirmó que en su gobierno no habrá impunidad para nadie, luego de que se diera a conocer la detención de seis elementos de la Guardia Nacional involucrados en la muerte de una mujer en Delicias, Chihuahua.

“Ya se tomaron medidas, ya hay detenciones de responsables. La misma Guardia Nacional actuó a partir de la investigación y de la resolución de la Fiscalía General de la República (FGR)”, argumentó.

Son seis (detenidos). La instrucción desde el principio fue que se investigara y se castigara a los presuntos responsables, que se actuara.  Nosotros no vamos a encubrir a nadie, no hay impunidad en este gobierno”, expresó López Obrador en la matutina de este martes.

La Guardia Nacional notificó la aprehensión de seis de sus agentes por su supuesta culpabilidad en la muerte de una mujer el pasado 8 de septiembre en el municipio de Delicias, durante una protesta de campesinos por el conflicto del agua en la frontera norte.

En los últimos dos meses, los campesinos de Chihuahua protagonizaron varias protestas en la presa de La Boquilla, la más grande del estado, porque rechazaban entregar parte del líquido para cumplir con el Tratado de Aguas con Estados Unidos de 1944, alegando sequía en la región.

En los primeros días de septiembre la protesta escaló y, tras un choque con la Guardia Nacional el 8 de septiembre, Jessica Silva murió.

El pasado 10 de septiembre el propio presidente López Obrador, lamentó el suceso pero defendió el actuar de la Guardia Nacional durante el operativo.

Según la versión del mandatario, horas más tarde de un operativo que terminó con un choque frontal entre la Guardia Nacional y miles de manifestantes, un grupo de protestantes pasó con vehículos por otra infraestructura protegida por la Guardia Nacional y amenazó a los agentes.

Tras detener a varias personas y ponerlas a disposición de las autoridades, otro grupo de manifestantes persiguió a la Guardia Nacional y hubo fuego cruzado, en el que murió Jessica Silva, de acuerdo con la autoridad.