Foto: Especial
La ASF señaló que el Grupo Aeroportuario conoció en todo momento los resultados de la auditoría sobre el NAIM

Al mediodía de este lunes inició el análisis de los Informes de la Tercera Entrega y el Informe General de la Cuenta Pública 2019, en la Cámara de Diputados por parte de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación. 

Al iniciar con la comparecencia ante los diputados, Gerardo Lozano Dubernard, Auditor Especial de Cumplimiento Financiero de la ASF señaló que al momento se han realizado 27 auditorías sobre cumplimiento financiero desde 2014 y 69 de cumplimiento de inversiones físicas.

En total total 96 auditorías al Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México.

Con relación a esto, Lozano Dubernard señaló que están revisando todas las cifras del informe para dar un monto. “Todos los flujos de efectivos a pesos corrientes porque no todos los flujos de salida son costos”, explicó.

Agregó que han tenido un par de reuniones con el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México. “Ya tenemos una cifra, pero estamos viendo qué tienen ellos porque es muy importante cuadrar cifras”.

Por su parte, Tizoc Villalobos Ruiz, director general de la Auditoría de Desempeño a Programas Presupuestarios explicó los pasos a seguir en las revisiones.

Igualmente dijo que el Grupo Aeroportuario “conoció en todo momento los resultados de la auditoría” sobre el NAIM.

Villalobos explicó que el 13 de julio el Grupo Aeroportuario supo que sería fiscalizado. El 21 de agosto de 2019 firmaron un oficio de inicio de auditoría y el 26 de agosto hubo una reunión entre los auditores y funcionarios.

El 15 de diciembre de 2019 la Auditoría entregó los resultados al Grupo Aeroportuario y éste tuvo 10 días hábiles para emitir algún comentario.

El 12 de enero de 2020 se realizó una reunión para la “confronta” de resultados. “Para esta fecha, el ente tenía la oportunidad de entregar la información que considerara pertinente”.

Foto: Especial

“No hay mala fe”

En tanto, el auditor David Colmenares aseguró que: “No hay tipo de presiones ni mala fe. Si hubiera algún comportamiento negativo yo sería el primero en denunciarlo”.

Además, pidió que “se cese a todo servidor publico que haya actuado con intereses personales”.

Este análisis se da tras la petición del presidente Andrés Manuel López Obrador a la presidenta de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri, para realizar una investigación del informe sobre la cancelación del aeropuerto de Texcoco, en el que se manejó un sobreprecio.

Dicho informe reportó que la cancelación de Texcoco costaría al menos 331 mil 966 millones, el triple de lo dicho por el gobierno federal, que anunció un costo de 100 mil millones de pesos.

Días después, la Auditoría se retractó e informó que una “deficiencia metodológica” en una de sus auditorías provocó un cálculo mayor sobre el costo de la cancelación del Aeropuerto de Texcoco.