Foto: Especial
Obrador recordó que tanto a él como a otros funcionarios del gobierno federal han padecido de coronavirus en los últimos meses

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, aseveró que en México no ha ocurrido “como en otros países” el hecho de que altos funcionarios se hayan vacunado contra el COVID-19.

Recordó el mandatario que tanto a él como a otros altos funcionarios del gobierno federal han padecido de coronavirus a lo largo de la pandemia.

“Van a haber vacunas para todos y no hay preferencia para nadie, y es evidente nos ha dado COVID a los servidores públicos del gobierno del más alto nivel, al presidente, al secretario de Marina, de la Defensa, al subsecretario responsable de la campaña contra el COVID-19, y a muchos otros”, enfatizó.

No se ha abusado toda esta situación, que se ha  presentado en varios países de que hay vacunación secreta para los de arriba. Es muy importante esto porque antes todo era el influyentismo, las agarraderas”, recalcó.

López Obrador, contrario al uso del cubrebocas, dio positivo por COVID-19 el 24 de enero tras una gira por el norte del país, aunque según los reportes oficiales nunca tuvo más que fiebre leve y ligero dolor de cabeza.

El mandatario estuvo confinado durante dos semanas en Palacio Nacional, donde despacha los asuntos de trabajo y reside, un periodo en el que sus apariciones públicas se limitaron a una foto y dos vídeos publicados en sus perfiles de redes sociales.

Pese al contagio, el presidente mexicano sigue sin usar cubrebocas y los miembros de su gabinete acostumbran a no portarlo en su presencia, como sucedió este martes en la conferencia a la que acudió el general Sandoval.

México suma más de 2 millones de contagios por el SARS-CoV-2 y con más de 180 mil muertes ocupa el tercer lugar mundial en decesos.