Foto: Archivo
El viernes el presidente estatal del PAN, Bernardo González, denunció ante la Fiscalía Anticorrupción al exalcalde de Ramos Arizpe, Ricardo Aguirre y colaboradores de su administración.


Asegurando tener la conciencia tranquila, el exalcalde de Ramos Arizpe, Ricardo Aguirre, restó importancia al procedimiento legal que inició el PAN ante la Fiscalía Anticorrupción, sobre la acusación de tráfico de influencias para beneficiar a su familia con contratos de combustible, dijo que es una casualidad.

El viernes el presidente estatal del PAN, Bernardo González, denunció ante la Fiscalía Anticorrupción al exalcalde de Ramos Arizpe, Ricardo Aguirre y colaboradores de su administración. 

El procedimiento es para exigir se le investigue por delitos como peculado y tráfico de influencias a raíz de presuntas irregularidades en el otorgamiento de contratos a familiares y puestos en el PRI.

“Yo no soy corrupto. Tengo la conciencia, tengo la frente en alto, sigo viviendo en Ramos, sigo caminando en las calles, viendo a la gente, visitando colonias y la verdad es que si ellos quieren hacer lo que quieran, por razones políticas, están en su derecho”, declaró Aguirre Gutiérrez.

Aseguró también que mientras estaba en campaña electoral también hicieron los mismos comentarios. “Se hicieron los procedimientos de todas las licitaciones, de todas las adquisiciones y obras públicas como deben de hacerse.

 El que nada debe nada teme”, dice seguro.
Uno de los temas por el que se le investigaría sería la concesión que le dio a su primo Humberto Zambrano Aguirre, de Servicio Cactus, S.A de C.V., localizada en el bulevar Plan de Guadalupe, para surtir gasolina, lubricantes y aditivos a la dependencia en su administración con ganancias que rondan en los 70 millones de pesos.

“Es un tema en que por las condiciones, como el Municipio compra, siempre se ha comprado a la misma gasolinera. Resulta que la gasolinera es de un familiar, de un primo.

“Se compró ahí cuando fui alcalde la primera vez, cuando fue Ernesto Saro, cuando estuvo Roberto Gutiérrez, Ramón Oceguera, cuando estuve yo. Es la gasolinera que le da los plazos (que necesita el Ayuntamiento) y está más cerca de la Presidencia y que le ha dado servicio a la Presidencia desde todos los años.

 No hay ningún problema, también pueden investigar el tema”, afirmó el expanista.