Andrés Manuel López Obrador informó esta mañana en su conferencia matutina que el desabasto en Monterrey y Reynosa se originó por que sacaron de operación dos ductos por huachicoleo. Se "pincharon" para extraer combustible de manera ilegal

En la ciudad de Monterrey, Nuevo León se han reportado problemas de escasez de combustibles, así lo informó Carlos Guerra, presidente de la Organización de Expendedores de Petróleo (Onexpo) en la entidad.

Andrés Manuel López Obrador informó esta mañana en su conferencia matutina que el desabasto en Monterrey y Reynosa se originó por que sacaron de operación dos ductos por huachicoleo. Se "pincharon" para extraer combustible de manera ilegal.

Pemex cerró el ducto que transportaba gasolina Magna de la refinería de Cadereyta a la Terminal de Almacenamiento y Reparto (TAR) de Santa Catarina.

Asimismo, el Presidente aseguró que ya se está trabajando en el abasto de combustibles a las entidades afectadas.

La TAR de Cadereyta hasta el día de ayer se encontraba operando al 100 por ciento y mantenía un abasto del 40 por ciento de las gasolineras, mientras la de Santa Catarina alimentaba al 60 por ciento restantes.

 

Mauricio González Puente, vicepresidente de la Onexpo en Nuevo León, aseguró que las compras de pánico y el lento suministro de gasolina Magna originaron el problema de abasto en la ciudad.

Para Guanajuato la situación de desabasto se mantiene, afectando al menos el 50 por ciento de la actividad económica, de acuerdo al titular de la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable del estado, Mauricio Usabiaga.

López Obrador afirmó que ha resultado complicado abastecer a Guanajuato debido a la perforación clandestina de los ductos de Pemex, en Salamanca. “Ayer perforaron cuatro veces el ducto, en Salamanca”, señaló el Ejecutivo.