Foto: AP
Foto tomada por el estadounidense John Moore, ganó ayer el World Press Photo a la fotografía del año

La niña migrante que lloraba en la frontera entre México y Estados Unidos, una captura de la caravana que buscó romper muros contra las políticas de “tolerancia cero” del presidente Donald Trump, tomada por el estadounidense John Moore, ganó ayer el World Press Photo a la fotografía del año.

 El jurado de la 62º edición de estos galardones consideró la imagen como “la foto de prensa mundial del año” y celebró que haya representado “una protesta pública por la polémica práctica” propuesta en Estados Unidos de separar a los menores inmigrantes de sus padres, algo que no llegó a ocurrir a la protagonista de la foto de Moore, la niña Yanela Rodríguez, que viajaba con su madre Sandra.

Se trata de una imagen “sorprendente, única, relevante, memorable”, en palabras de Whitney C. Johnson, presidenta del jurado de este concurso, que otorga la máxima distinción del fotoperiodismo a nivel mundial.

“Te dice mucho de la historia de forma inmediata y, al mismo tiempo, te hace sentir conectado con lo ocurrido. Esta foto muestra un tipo diferente de violencia, la psicológica”, añadió Alice Martins, fotoperiodista y miembro del jurado.