Archivo
Fraustro Siller denunció que los “polleros” dedicados al cruce ilegal de personas a los Estados Unidos, principalmente extranjeros, están utilizando terrenos fronterizos de ganaderos

Para que las fincas y ranchos de Coahuila, que tienen colindancia con los Estados Unidos no sean utilizadas por “polleros” para el paso de migrantes, el Gobierno Estatal ha sostenido reuniones con propietarios y encargados a fin de garantizarles protección en caso de denuncias y operativos para detener a los traficantes, anunció el gobernador Miguel Riquelme Solís.

VANGUARDIA dio a conocer que José María Fraustro Siller, secretario de Gobierno de Coahuila, habló sobre el aumento en la actividad de los llamados “polleros” o traficantes de personas en la Región Norte de la entidad, así como también incremento en los aseguramientos de personas de otras nacionalidades.

Fraustro Siller denunció que los “polleros” dedicados al cruce ilegal de personas a los Estados Unidos, principalmente extranjeros, están utilizando terrenos fronterizos de ganaderos, lo que ha generado conflictos con ellos pues las fuerzas estatales ingresan a sus propiedades sin avisar.

El Gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme, expuso por su parte que además de esta coordinación que hay entre propietarios de predios y ranchos, así como encargados de los lugares con autoridades, también se está vigilando el cumplimiento de las garantías de los migrantes para que no se vulneren sus derechos humanos en el tránsito por la entidad.

“Quienes pueden conseguir trabajo y se les puede apoyar, entonces se hace, pero quienes no son regresados a su lugar de origen”, señaló.

De los últimos rescates de migrantes que ha hecho Fuerza Coahuila, dijo el Mandatario, no son ni humillados ni maltratados, además que se les atiende en sus primeras necesidades.

Sobre las fincas que aparentemente son utilizadas por “polleros” para el paso de migrantes, Miguel Riquelme dijo que se ha establecido contacto con los dueños de los ranchos para estar en vigilancia.

El objetivo es que también se garantice que si hay una denuncia por el paso y dentro de los operativos que se hagan no se tomen represalias contra quienes denuncian.