Foto: Omar Saucedo
El sábado 20 de octubre se llevará a cabo este evento que contará con 14 bodegas, muestra gastronómica, música y buena convivencia

La incipiente industria de cervezas artesanales en México llegó para ofrecer a los consumidores una alternativa a los usuales sabores que encontramos en esta bebida de manera comercial y en Saltillo una de las iniciativas para darle promoción es el Oktoberfest Saltillo.

Realizado casi a la par que el legendario festival de Munich —al cual acuden millones de visitantes— esta, su segunda edición, es organizada entre la colaboración de la Cervecería Huérfana y 14 cervecerías locales y nacionales, con el apoyo de la CANIRAC y se realizará el sábado 20 de octubre.

En rueda de prensa, Sergio Treviño, director de la marca, comentó que “es un evento 100 por ciento artesanal, participamos las casas cerveceras de Coahuila y principalmente de Saltillo. Tenemos invitados de Monterrey, algunas que nos acompañan de la Ciudad de México y buscamos promover la cerveza artesanal, las hechas aquí”.

La jornada, similar al año pasado, comenzara a las 15:00 horas y terminará a la una de la mañana del día siguiente, con DJ y bandas de diferentes géneros que tocarán durante todo el evento y la presencia de cuatro opciones gastronómicas para acompañar las bebidas.

Recalcó que se trata de un evento para mayores de edad en el cual participarán sólo marcas independientes, por lo tanto no se verán estampas reconocidas a nivel nacional o internacional, sin embargo, este es el objetivo, que los asistentes descubran nuevas propuestas.

Anunció que habrá 12 estilos principales de cervezas y que además se lanzó uno extra, conmemorativo al segundo Oktoberfest Saltillo; “la lanzamos este mes y es una cerveza apegada al estilo alemán. 

Tenemos también cervezas claras, oscuras, amargas, de todo tipo”.

“Buscamos que la gente venga, conviva, que tenga ese rato para poder probar cervezas artesanales, independientes”, agregó.

Por su parte Manuel Cabello, de Cervecería Rebelión, comentó que “este es un evento que abre la puerta a que más y más los saltillenses y visitantes conozcan que realmente se está haciendo un esfuerzo importante en la ciudad para ofrecer cerveza independiente y de buena calidad”.

En su segunda edición, el Oktoberfest se realiza en colaboración con el apoyo de la CANIRAC. Foto: Omar Saucedo

El año pasado el éxito del evento sobrepasó las expectativas de sus organizadores, con cerca de mil 500 asistentes durante toda la jornada, lo que provocó ciertos percances para los cuales ahora, asegura, ya están preparados.

“Fue nuestra primera edición, hicimos un evento de tamaño mediano y esperábamos alrededor de mil personas y nos sobrepasó. La mayoría gente de Saltillo, muchos de Monterrey y extranjeros, nos encontramos alemanes y gente de al industria de muchas partes del mundo y esperamos superar ahora esa meta”, dijo.

“Revisando obviamente las áreas de oportunidad, la vigilancia, las vialidades, estacionamiento. Hubo percances fuera de nuestro alcance y este año trataremos de evitarlos”, agregó.

Añadió que es intención de proyecto también traer un poco de la cultura alemana del consumo de cerveza la cual describió como “moderada, responsable, poder probar diferentes cervezas”.

El precio del boleto en preventa es de 150 pesos y el día del evento de 200, el cual incluye la entrada, un vaso de plástico conmemorativo, y dos “sampler” para cambiar en cualquiera de los stands.
“Buscamos que el evento sea rentable, buscamos que sea abierto, que cualquier persona pueda venir y por 300 o 400 pesos pasar una tarde cervecera”, comentó Treviño.

La cita es el día 20 de octubre a partir de las 15:00 horas en la explanada de Plaza Galería, ubicada en la carretera Saltillo-Monterrey frente al hotel Hampton Inn.

Éxito. El año pasado el evento sobrepasó las expectativas y acudieron cerca de mil 500 personas. Foto: Omar Saucedo


¿Por qué beber artesanal?

Cada vez más gente se introduce en las nuevas experiencias que ofrecen los diferentes sabores y estilos de las cervezas artesanales y dejan atrás o para experiencias más casuales el consumo de las comerciales.

“Yo como cervecero tengo 16 estilos y cuando mis comensales vienen y prueban una y regresan y preguntan por una nueva o la cerveza del mes creo que es lo que buscamos, llevar esa experiencia que nosotros vivimos al público, abrir ese panorama y otorgar ese momento para probar lo nuevo”, comentó para VANGUARDIA Treviño.

“Normalmente partes de dos estilos base, lo claro y lo obscuro”, explicó, “los claros son lo que conocemos en el mercado, de bajo lúpulo, bajo amargor y los oscuros son cervezas que manejamos con más intensidad de grano”.

“Pero después de ahí viene una variedad porque jugamos con los lúpulos donde tú puedes hacer, por ejemplo, cervezas claras amargas cuando las cervezas comerciales sólo vemos clara y amarga y las pruebas y saben igual”.

La experimentación con los ingredientes y los sabores que producen incluyen frutos para hacer cervezas de temporada, como las que hacen en La Huérfana. 

“Puedes encontrar cervezas específicas, cervezas sours, añejadas, con ingredientes adjuntos y una infinidad de cheves que los consumidores deben ir poco a poco descubriendo”, concluyó.