Foto: Especial
Las autoridades responden con un ensayo de las elecciones constituyentes del día 30

Caracas.- La oposición al Gobierno de Venezuela muestra este domingo su fortaleza con un rechazo masivo al proceso constituyente de Nicolás Maduro. Después de más de 100 días de continuas protestas contra el presidente, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha convocado una consulta informal que busca medir su disconformidad ante la Asamblea Nacional Constituyente, la solución del régimen chavista a la ausencia de diálogo y a la violencia política. Las mesas de votación han abierto a las siete de la mañana hora local (las 13h en España), según ha informado la Asamblea Nacional en un tuit, y centenares de miles de ciudadanos han acudido a votar en contra de esas elecciones.

Según el líder opositor Henrique Capriles, son incluso millones los que están manifestando su rechazo a lo que califica de “fraude”. Se trata, en cualquier caso, del desafío más elevado de los adversarios del régimen desde que empezado las manifestaciones y el comienzo, según han afirmado sus voceros, de una etapa de mayor presión para forzar una resolución al conflicto. El presidente del Parlamento de Venezuela, Julio Borges, ha asegurado que los 2.030 centros de votación instalados en el país para el referéndum están funcionando al 100 %. Los centenares de miles venezolanos residentes en el exterior pueden votar en 350 ciudades donde se han habilitado mesas electorales.

Convocada por la Asamblea Nacional, que controla la oposición, y organizada por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la consulta popular tendrá como garantes a los rectores de las principales universidades y a cinco expresidentes de América Latina: Jorge Quiroga (Bolivia), Vicente Fox (México), Andrés Pastrana (Colombia), Laura Chinchilla (Costa Rica) y Miguel Ángel Rodríguez (Costa Rica). La alianza busca darle mayor legitimidad a su reclamo de elecciones adelantadas, liberación de presos políticos y respeto a las competencias del Parlamento.

El referéndum consultivo consta de tres preguntas: a) ¿Rechaza y desconoce la realización de una Constituyente propuesta sin la aprobación previa del pueblo de Venezuela?; b) ¿Demanda a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana obedecer y defender la Constitución del año 1999 y respaldar las decisiones de la Asamblea Nacional?; y c) ¿Aprueba la renovación de los poderes públicos, así como la realización de elecciones libres y la conformación de un gobierno de unión nacional? La MUD promueve el Sí en las tres interrogantes.