Louise Glück fue galardonada con el premio 113 de Literatura “por su inconfundible voz poética que, con una belleza austera, hace universal la existencia individual”. Foto: Tomada de Internet
Louise Glück fue galardonada con el premio 113 de Literatura “por su inconfundible voz poética que, con una belleza austera, hace universal la existencia individual”

La Real Academia de las Ciencias sueca hizo entrega del premio Nobel en la categoría de Literatura a la poeta Louise Glück.

En punto de las 6:00 horas se anunció la entrega del galardón 113 para la nacida en Estados Unidos “por su inconfundible voz poética que, con una belleza austera, hace universal la existencia individual”.

Glück nació en 1943 en Nueva York y vive en Cambridge, Massachusetts. Además de sus escritos, es profesora de inglés en la Universidad de Yale, New Haven, Connecticut.

La ganadora del Nobel de Literatura 2020 ha recibido numerosos premios a lo largo de su trayectoria, entre los que se destacan el Pulitzer por el "El rris salvaje" (1993), el National Book Critics Circle Award por "El triunfo de Aquiles", el Academy of American Poet's Prize por "Firstborn", la Medalla al Mérito MIT, además de varias becas de las fundaciones Guggenheim y Rockefeller. Actualmente, Glück ocupa la cátedra de Literatura en la Universidad de Yale.

Pese a las restricciones impuestas por el coronavirus, por las que se ha limitado el número de personas presentes en el antiguo edificio de la Bolsa en la ciudad sueca, el anuncio ha recuperado su formato habitual, tras repartirse el año pasado dos premios, uno para 2018 (Olga Tokarczuk) y otro para 2019 (Peter Handke) - circunstancia que no se daba en las últimas seis décadas- debido al aplazamiento de hace dos años provocado por un escándalo de abusos sexuales y de filtraciones en el seno de la academia.

Tanto Handke como Tokarczuk aparecían bien situados hace un año en los pronósticos previos en Estocolmo y en las casas de apuestas. Este año, por su parte, la guadalupeña Maryse Condé, la rusa Liudmila Ulítskaya, el keniano Ngugi Wa Thiong'o y la canadiense Margaret Atwood eran, hasta ayer, algunos de los escritores que más sonabam en las quinielas previas.

También sonaban como supuestos candidatos Anne Carson y Jamaica Kincaid, además de Annie Ernaux, Michel Houllebecq, Charles Simic, Jon Fosse o Karl Ove Knausgård, en una lista de la que sólo se sabía que estaba formada por 187 nominados.

En los 120 años de historia del Nobel de Literatura, la Academia Sueca -que lo ha dejado exento en varias ocasiones y en otras ha premiado a más de un autor- ha distinguido a 117 escritores, solo 16 de ellos mujeres y el 80% originario de Europa o América del Norte, con un claro dominio de la lengua inglesa (30 galardonados), por delante de la francesa y alemana (14) y la española (11). En sus fallos, la institución ha alternado entre premiar a candidatos cantados, como ocurrió con el turco Orham Pamuk en 2006; recuperar a clásicos que parecían olvidados, como Mario Vargas Llosa (2010) o Doris Lessing (2007); y sorprender con autores como la austríaca Elfriede Jelinek (2004) o con elecciones controvertidas como la de Bob Dylan (2016).