Saqueos. Las escasas pertenencias de los moradores de las colonias Héroes de Nacozari y San Nicolás de los Berros, son robadas por los pandilleros del sector.
Los atracos se cometen incluso a plena luz del día, aseguran moradores de San Nicolás de los Berros y Héroes de Nacozari

La crisis derivada del COVID-19 ya ha comenzado a hacer estragos en la seguridad de las calles.

Vecinos de las colonias San Nicolás de los Berros y Héroes de Nacozari, denunciaron una ola de robos que se ha desatado, incluso, a plena luz del día.

“Se han desatado gacho, hasta en pleno día, nomás esperan que salgan las señoras y pa cuando regresan, ya…”, dijo un lugareño que prefirió no dar su nombre.  

Los habitantes de estos sectores, ubicados al surponiente de Saltillo, aseguran que los hurtos son cometidos por pandilleros del lugar, que buscan la forma de conseguir dinero para mantener sus vicios.

Y afirmaron que los objetos robados son llevados a viviendas de la colonia Los Berros, propiedad de los mismos maleantes, y que son utilizadas como bodegas.

“Ahí meten todo lo robado, es la misma gente de aquí de estas colonias, ya están ubicados en el cerro (de Héroes de Nacozari), pero pos…”, declaró otro de los afectados.

Marginación. Los predios irregulares se ubican en un cerro del surponiente.

‘ABUNDAN LAS DROGAS’

Los quejosos, quienes pidieron el anonimato, advirtieron además sobre la gran cantidad de puntos de venta de droga, principalmente cristal, que predomina tanto en Héroes de Nacozari como en San Nicolás de los Berros.

“En cada esquina hay un punto, pero pos cómo se mete uno ahí, deja tú, pa qué quieres broncas que no tienes…”, comentó un morador de la colonia Héroes de Nacozari.

Los vecinos subrayaron que la falta de disciplina por parte de los padres, es lo que ha orillado a los muchachos de estas colonias a cometer delitos como el robo, el consumo y la venta de drogas ilegales.

“Uno como padre debe de poner el ejemplo, si mi hijo anda (cometiendo delitos) pues ‘ni modo hijo, yo no te enseñé esas mañas…’”, expuso un padre de familia del sector. 

Afirmaron que en varias ocasiones los colonos han reportado estos problemas a las autoridades encargadas de la seguridad pública, pero hasta ahora no han actuado.

Y lamentaron que la Policía Civil de Coahuila, así como la Policía Municipal, en lugar de venir a poner orden en estas comunidades incurren en abusos en contra de gente inocente de estas colonias.

“Te cuidas de los rateros y luego también de los polis, que son unos rateros también”, reprochó otro jefe de familia.