El presidente de EU, Donald Trump, advirtió a los mandatarios de Venezuela y Nicaragua, Nicolás Maduro y Daniel Ortega, respectivamente, que la salida del poder de su hasta ahora homólogo boliviano, Evo Morales, es una señal para ellos. Foto: AP
El presidente de EU, Donald Trump, advirtió a Nicolás Maduro, presidente de Venezuela y a Daniel Ortega presidente de Nicaragua que la salida del poder de Evo Morales expresidente de Bolivia, es una señal para ellos.

El presidente de EU, Donald Trump, advirtió a los mandatarios de Venezuela y Nicaragua, Nicolás Maduro y Daniel Ortega, respectivamente, que la salida del poder de su hasta ahora homólogo boliviano, Evo Morales, es una señal para ellos.

"Estos acontecimientos lanzan una fuerte señal a los regímenes ilegítimos en Venezuela y Nicaragua de que la democracia y la voluntad del pueblo siempre prevalecerán", aseguró Trump en un comunicado.

Trump, asimismo, elogió el papel de los militares, que forzaron la salida de Morales.

"Estados Unidos aplaude al pueblo boliviano por exigir libertad y a los militares bolivianos por acatar su juramento de proteger no solo a una sola persona", dijo el líder estadounidense.

En el comunicado, Trump también consideró que con la salida de Morales del poder se "preserva la democracia" en Bolivia.

 

"La renuncia ayer de Morales es un momento significativo para la democracia en el Hemisferio Occidental (...). Ahora estamos un paso más cerca de un Hemisferio Occidental plenamente democrático, próspero y libre", concluyó Trump.

Tanto Maduro como Ortega denunciaron la situación en Bolivia como un golpe de Estado y mostraron su apoyo a Morales, tal y como también lo han hecho el mexicano Andrés Manuel López-Obrador, el cubano Miguel Díaz-Canel o el presidente electo argentino, Alberto Fernández.

Su renuncia llegó después de que anunciase la repetición de los comicios presidenciales y la renovación total del organismo electoral a raíz de las denuncias de irregularidades por parte de la Organización de Estados Americanos (OEA) en las elecciones del 20 de octubre, en las que fue reelegido.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, instó este al Legislativo boliviano a que se reúna de forma "urgente" y que "asegure el funcionamiento institucional" del país en un periodo de transición hasta los próximos comicios.