Asimismo, señaló que no habrá represalias contra las mujeres que decidan no asistir al trabajo el próximo 9 de marzo

El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que el paro nacional feminista convocado para el 9 de marzo es un ataque a su gobierno por parte de la derecha conservadora, sin embargo expresó que las mujeres del gobierno federal que así lo decidan, pueden participar con plena libertad.

"Que se manifiesten las mujeres, tienen todo su derecho, son libres, nuestro gobierno garantiza el derecho a la manifestación. Mucho ojo, porque ahora los conservadores ya se volvieron feministas", aseveró.

Durante su conferencia matutina en la base aeronaval de La Paz, Baja California, el Presidente señaló que este paro nacional o movilización es un ataque a su gobierno por parte de los grupos de la derecha.

"Claro que está la derecha metida, los conservadores, así como hay mujeres que de manera libre protestan, hay oportunistas, como los partidos", subrayó.

López Obrador dijo que no habrá represalias ni se les descontará el día a las mujeres de la administración pública federal que participen en dicha manifestación contra los feminicidios en México.

"Si, la que quiera participar lo puede hacer, la que decida no ir a trabajar y no va a haber ninguna represalia".

"Primero la libertad. Lo único es que se esté consciente de el por qué de esta acción. Si es algo bueno que ayuda, y no dejarse manipular, tener cuidado porque el conservadurismo, la derecha es muy hipócrita y es muy dada a la manipulación", señaló López Obrador.

Recordó que la derecha es muy dada a la manipulación y que promueven movimientos en contra de los gobiernos progresistas. "No olviden lo que hicieron con las cacerolas en Chile para preparar el golpe de Estado", dijo.