Travesía. Uno de los migrantes que integraba la caravana falleció ayer cuando intentaba subirse a un camión. Foto: EFE
La vicecanciller hondureña, Nelly Jerez, advirtió ayer a sus compatriotas que la entrada a EU va a ser “nula” e hizo un llamado a no exponerse a la pandemia y a la creciente “xenofobia” en Guatemala y México

TEGUCIGALPA, HOD.- Miles de hondureños, entre hombres, mujeres y niños, salieron desde San Pedro Sula, en el norte de su país, en caravana hacia Estados Unidos, aunque convencidos de no tener certeza hasta dónde podrán llegar.

“Vamos a lo que salga, todos somos gente pobre”, dijo uno de los inmigrantes de 27 años, que prefirió el anonimato y que se identificó como ingeniero eléctrico.

Guatemala deportó ayer a Honduras a 110 miembros de la caravana migrante que salió el miércoles de la ciudad de San Pedro Sula, informó una fuente oficial en Tegucigalpa.

Según autoridades migratorias de Guatemala, ayer cruzaron a ese país, de manera “violenta”, al menos 3 mil hondureños por Corinto, “poniendo al frente a niños y mujeres”, y sin cumplir los protocolos sanitarios, ni registrarse en el punto aduanero.

Por su parte, la vicecanciller hondureña, Nelly Jerez, advirtió ayer a sus compatriotas que la entrada a EU de una caravana de más de “mil 250 migrantes” que partió el miércoles de su país va a ser “nula” e hizo un llamado a no exponerse a la pandemia y a la creciente “xenofobia” en Guatemala y México.