Foto: Vanguardia/Armando Ríos
Patricio Betancourt, brigadista con más de 25 años de experiencia, informó que están ubicados en la zona sur y norte del incendio que se desenvuelve en el Cañón de San Lorenzo

Según elementos de Conafor, después de haber hecho una minuciosa inspección de toda la zona del siniestro de 400 hectáreas en la Sierra de Zapalinamé, el área más complicada del incendio es la parte norte que da vista hacia Saltillo.

Patricio Betancourt, brigadista con más de 25 años de experiencia, informó que se tienen ubicados en la zona sur y norte del incendio que se desenvuelve en el Cañón de San Lorenzo, por lo menos tres puntos de entre diez y hasta 50 metros de diámetro donde todavía se están atendiendo llamaradas.

En entrevista, aseguró que el helicóptero proporcionado por el Estado de Nuevo León que ya trabaja en el combate del incendio, está preparando el terreno para que los brigadistas puedan acercarse más al siniestro.

Foto: Vanguardia/Armando Ríos

Expresó, que la urgencia más prioritaria, es atender la zona norte del incendio que da vista a Saltillo para que no logre expandirse, pues a comparación, la zona sur del incendio que yace al interior del Cañón de San Lorenzo, tiene una barrera natural de roca donde se prevé que puedan detenerse las llamaradas.