La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, ofrece una rueda de prensa. Foto: EFE
En un primer paso, la UE impondrá tarifas que afectarán anualmente a importaciones procedentes de Estados Unidos valoradas en hasta 2,800 millones de euros (3,300 millones de dólares).

La Unión Europea (UE) impondrá a partir de principios de julio aranceles del 25 por ciento a productos estadounidenses como el whisky, los jeans o las motocicletas, anunció hoy la Comisión Europea.

Esta medida es una respuesta a los nuevos impuestos introducidos por el presidente Donald Trump desde el 1 de junio a las importaciones de acero y aluminio procedentes de la UE, que también afectan a México y Canadá. Esos aranceles estadounidenses ascienden al 25 por ciento en el caso del acero y al 10 por ciento en el del aluminio.

El bloque europeo considera que dichos aranceles infringen las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y ya había remitido a ese organismo una lista de productos estadounidenses a los que podría aplicar mayores impuestos.

"Es una respuesta moderada y proporcionada a la decisión unilateral e ilegal adoptada por Estados Unidos", afirmó en un comunicado la comisaria de Comercio de la UE, Cecilia Malmström.

"La reacción de la UE está en línea con la legislación comercial internacional. Lamentamos que Estados Unidos no nos dejase otra opción que salvaguardar los intereses de la UE", añade.

Los preparativos para implementar los aranceles europeos se completarán hasta finales de junio en coordinación con los 28 países del bloque, explicó el vicepresidente de la Comisión Maroš Šefčovič.

En un primer paso, la UE impondrá tarifas que afectarán anualmente a importaciones procedentes de Estados Unidos valoradas en hasta 2,800 millones de euros (3,300 millones de dólares). En un segundo paso, se impondrían aranceles a productos por valor de 3,600 millones de euros. Se alcanzarían así los 6,400 millones de euros, el mismo valor de las exportaciones de la UE a las que afectarán los aranceles estadounidenses.

Esta diferenciación en dos tramos se debe a que los arancedes estadounidenses están divididos en dos categorías. Por un lado hay nuevos impuestos a productos cuya exportación a Estados Unidos no se había intensificado últimamente. Por otra parte, hay nuevos aranceles a productos cuya exportación a Estados Unidos aumentó recientemente.

La UE quiere impugnar la segunda categoría ante la OMC antes de responder con su segunda tanda aranceles, que podría tardar tres años en llegar.

La imposición de aranceles a productos estadounidenses puede suponer un aumento de precios para los consumidores europeos. Además de alimentos, ropa y motocicletas, también afectarán a productos de acero o barcos. Las tasas para estos productos serán del 25 por ciento.

También México anunció el martes la imposición de aranceles a diversas importaciones de Estados Unidos, entre ellos del 20 por ciento a la carne de cerdo y del 25 por ciento a productos de acero.

El Gobierno mexiano incluyó además impuestos de un 25 por ciento a la importación de whisky Tennessee o "Bourbon", arándanos rojos, manzanas, queso fresco y varios productos siderúrgicos, como planchas, láminas recubiertas y varillas. Otros tipos de tubos, barras y láminas de acero tendrán aranceles de entre el cinco y el 15 por ciento, mientras que los barcos de motor estarán gravados con un siete y un 15 por ciento.