Subrayan. La fortuna de Slim cayó de 63 mil 900 mdd a 52 mil 100 millones, un descenso de 18.5%.
De los 37 empresarios o familias de la lista, 22 registraron caídas, 10 alzas y cinco sin cambio

CDMX.- Los multimillonarios de México resintieron los efectos económicos en el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, así como el impacto del coronavirus en la economía, revela el ranking de los Multimillonarios de Forbes 2020.

En su reporte, Forbes destaca que la caída en la Bolsa Mexicana de Valores y el desempeño  de la economía nacional afectaron a las fortunas de los multimillonarios del país.

Al inicio del año, la riqueza acumulada de quienes cada año conforman la lista de los más prósperos del país, registraba un descenso de 7.6%, al caer de 168 mil 900 millones de dólares (mdd) a comienzos de 2019, a 156 mil 100 mdd en enero.

De los 37 empresarios o familias de la lista, 22 registraban caídas en sus fortunas, 10 mostraban alzas y cinco no tenían cambio.

Así estaban las cosas, hasta la aparición del COVID-19, un nuevo patógeno que vino a trastocar el mundo como quizá ningún otro evento sanitario en el último siglo.

Tiempo después de que todo parecía mejorar tras diversas negociaciones de potencias mundiales, las noticias de que un número creciente de personas, no sólo en China, sino también en países asíaticos, eran hospitalizadas con severos problemas respiratorios por la aparición del COVID-19, comenzaron a inquietar a gobiernos e inversionistas.

Convertida en la fábrica del mundo en los últimos 30 años, las medidas en China para contener la transmisión del COVID-19 empezaron a repercutir y a generar temores de un enfriamiento económico global, más cuando aún no se veía claro que el confinamiento y el aislamiento ganaran la batalla al nuevo padecimiento.

En México, las expectativas de que la economía repuntara y creciera entre 1.5 y 2% en 2020 cambiaron. Ahora podría sufrir una contracción de 3% este año, la cuarta más fuerte de los últimos 100 años.

Un ejemplo del impacto en México de la debacle de los mercados internacionales por el COVID-19 es la caída del valor de la fortuna de los hombres y mujeres de negocios más acaudalados. Hasta principios de enero, éstas registraban un descenso de 7.6% con relación a su valor a inicios de 2019; dos meses después, la caída de esa riqueza conjunta llega a 21.5%.

El desplome ha sido tal, que dos familias y un empresario que originalmente iban a ser parte del listado, no alcanzaron el monto mínimo de 500 mdd para figurar entre los más acaudalados del país.

Las familias Torrado Martínez (que controlan la administradora de restaurantes Alsea) y Hernández Pons (dueñas de la productora de alimentos Grupo Herdez), así como el empresario Claudio X. González, finalmente quedaron fuera, este año, del ranking.

LOS QUE SÍ ENTRARON

En cuanto al resto, prácticamente todos registran caídas, excepto Ricardo Salinas Pliego y las familias Achar y Espinosa Abdalá, que, por metodología, tenían su riqueza calculada en dólares.

Los empresarios o las familias que más riqueza perdieron en ese lapso fueron los Chedraui Obeso, propietarios de la cadena de tiendas de supermercados Grupo Comercial Chedraui; el empresario David Peñaloza Alanís, quien controla la compañía administradora de proyectos Promotora y Operadora de Infraestructura, o Pinfra.

GOLPEA TAMBIÉN A LOS COAHUILENSES

Por su parte, Ricardo Martín Bringas y su familia tuvieron una fuerte baja de 67.69% en su fortuna, ya que pasó de mil 300 mdd el año pasado, a 500 mdd este año.

La familia torreonense, que dirige Soriana aparece en el sitio 32 de los personajes y familias más ricos de México, según Forbes.

También Alberto Baillères, dueño de Industrias Peñoles y Palacio de Hierro, quiEn además tiene una fuerte influencia en Torreón, registró una caída considerable en su fortuna. Pasó de 7 mil 400 mdd en 2019 a 6 mil 400 mdd este año, lo que refleja una disminución de 13.51%.

En el caso del saltillense Luis Arizpe y su familia, se ubicaron en el lugar 33 de la lista Forbes, tras una baja de 16.66% de su riqueza.

 

NI SLIM SE SALVÓ

Incluso, la fortuna de Carlos Slim,  alguna vez el empresario más rico del planeta, cayó de 63 mil 900 mdd a 52 mil 100 millones, un descenso de 18.5%.

En conclusión, los empresarios no registraron buenos números en el primer año de López Obrador, pero lo peor vino con la aparición del COVID-19 y las medidas que han tenido que adoptar los gobiernos para intentar contener su propagación. (Con información de Forbes)