Foto: Archivo
Ello porque afectó a algunas de los estados que más peso tienen en la economía, como Ciudad de México, Nuevo León, estado de México y Jalisco, afirma Banorte

Grupo Financiero Banorte estimó que al pasado día 18 el impacto acumulado por la falta de suministro de gasolinas en 13 estados es de 0.12 por ciento del producto interno bruto (PIB), lo que, de acuerdo con el estimado en precios de mercado, equivale a 28 mil 110 millones de pesos. Ello porque afectó a algunas de los estados que más peso tienen en la economía, como Ciudad de México, Nuevo León, estado de México y Jalisco.

Si bien calificó de moderado el impacto económico que acarreó el desabasto, expuso que de continuar a finales de mes la afectación aumentaría a 0.17 por ciento (39 mil 823 millones de pesos). De seguir al término de febrero escalará a 0.3 por ciento (70 mil 276 millones).

El impacto esta vez podría ser limitado, siempre y cuando no se extienda más allá de lo necesario y mientras en los estados donde se ha normalizado la situación no se repita. Si bien bajo circunstancias normales es difícil evaluar el efecto de un choque en la economía, el estimado se complica aún más si el evento no tiene precedente y está rodeado de un alto grado de incertidumbre, subrayó.

Bancomer utilizó como marco el episodio de influenza A/H1N1 que durante abril y mayo de 2009 estancó la actividad económica y tuvo un periodo crítico de 18 días (entre el 24 de abril y el 11 de mayo). El grupo expuso que la afectación en dicho momento fue de 0.36 por ciento del PIB, pero el suceso se presentó con la crisis económica mundial de 2008 y 2009 como telón y un paro generalizado en todos los estados del país.

No obstante, Banorte expuso que este mes Aguascalientes, Coahuila, Chihuahua, Ciudad de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, estado de México, Michoacán, Nuevo León, Oaxaca, Puebla y Querétaro, los 13 estados que vieron afectaciones en el primer tramo del año, han aportado 63.8 por ciento del PIB.