Marginados. La primaria “Otilio González” se ubica en el ejido Hedionda Chica, en General Cepeda, donde se carece de conectividad y de tecnología para que los alumnos tomen clases virtuales.
Fundación Mundo Nuevo donará un reuter para que todos los alumnos de Hedionda Chica puedan conectarse

La Fundación Mundo Nuevo, que apoya con clases de música, inglés y defensa personal, a los chicos víctimas de violencia y bullying, pidió el apoyo de la comunidad para el pago anual del internet en beneficio de una escuela rural.

Se trata de la primaria “Otilio González”, ubicada en el ejido Hedionda Chica, municipio de General Cepeda, y que atiende a unos 70 niños de primero a sexto grado.

En esta ranchería, como en tantas otras del Estado, se carece de conectividad, así como de medios tecnológicos para que los alumnos cumplan con sus deberes escolares.

“Esta pandemia les pegó sin computadora y sin apoyo, porque en esa comunidad tenían un maestro de aquí de Saltillo que se iba a dar clase para allá, pero cuando empezó la cuarentena ya no fue más y les mandaba las tareas por celular. Entonces se las vieron negras. Hubo niños que hasta se enfermaron de estrés porque las mamás no los podían ayudar”, dijo Ronald Arias Bonilla, director de esta organización que atiende a unos 140 chicos.

Educación. En el ejido habitan 400 personas; 70 niños acuden a la primaria.

Declaró que en fecha próxima Mundo Nuevo irá a instalar un router a la escuela de Hedionda Chica para que de ahí todos los alumnos puedan conectarse al internet sin necesidad de poner saldo ni de trasladarse a otro lugar lejano donde haya señal.

Por este motivo, Arias Bonilla hizo el llamado a instituciones y sociedad en general a cooperar, con lo que puedan, en el pago del servicio de internet por un año para la primaria este ejido, donde viven unos 400 habitantes.

“Queremos pagar un año de internet, una familia que vive en frente de la escuela ya se dispuso a dar el espacio para que tiremos un router de su casa, se contrate el internet y se ponga el router dentro de la escuela y así todas las familias puedan compartir el wifi del router para mandar las tareas”. 

Por su parte, la Fundación Mundo Nuevo donará impresoras, escáner, una computadora de base y el router.

“Todo el equipo tecnológico lo vamos a donar nosotros, solo pedimos el apoyo para dejar pagado el año de internet y no estar con un contrato que esta gente no va a poder pagar en algún momento”, dijo Arias Bonilla.

“Si se da la situación de que otra vez se queden sin maestro y les estén enviando por whatsapp”, comentó Ronald.

Esfuerzo. Daniela Marín y Donald Arias.

Mencionó que durante la contingencia, la fundación, que se encuentra ubicada en la colonia La Palma, de Saltillo, estuvo prestando sus computadoras para que los chicos de este sector que no tenían acceso ni a un celular ni al internet, pudieran hacer sus tareas y presentar sus exámenes en línea.

“Las mamás estaban cargando saldo para mandar las tareas, les abrimos las puertas y les dijimos: ‘no, vénganse aquí, con el wifi y de su teléfono o de las computadoras que están, hagan la tarea y la manden”.

Y anunció que en fecha próxima Mundo Nuevo inaugurará un ciber en su sede que dará servicio sin costo a los niños y jóvenes de la comunidad.

“Estamos luchando por terminar de montar un ciber. Habíamos empezado hace año y medio porque algunos chicos tenían la necesidad, nos pedían apoyo con impresiones, sus tareas…

“íbamos a inaugurar las primeras cuatro computadoras, cuando empezó la cuarentena y dio un resultado maravilloso, porque algunos chicos que en su casa son varios hermanos y tienen una sola computadora se venían aquí a hacer la tarea y a hacer sus exámenes. Y ahorita seguimos luchando para terminar de montar el ciber y poder dar cabida a más jóvenes”.

Del mismo modo, destacó que recientemente la Fundación, que tiene cinco años de existencia, rifó entre sus beneficiarios computadoras donadas por una empresa de la localidad.

“Organizamos una rifa entre los muchachos de la Fundación que tenían la necesidad, para que se las llevaran a su casa y estuvieran atendiendo sus clases en línea y los exámenes, ahora que se transformó todo esto”, apuntó Ronald Arias.