Foto: Internet
La actriz veracruzana posa para la revista InStyle y dice que a sus casi 53 años, consigue los mejores papeles

Salma Hayek se ha abierto sobre su ascenso en Hollywood.

La actriz que protagonizó “Frida”, declaró para la revista InStyle en una entrevista publicada el martes que se da cuenta de “cuán grande es el riesgo de venir a los Estados Unidos en primer lugar y comenzar de nuevo como actriz".

La actriz, de 52 años, estaba "muy bien" en el circuito de telenovelas en México antes de venir a los Estados Unidos para comenzar una carrera en el cine, pero sus ojos estaban puestos en el premio: dirigir y actuar para la gran pantalla.

Hayek recordó la lucha que implicó para ella ser parte de “Frida”, una película que produjo y luego fue nominada para los Oscar.

“Tuve que luchar durante ocho años para conseguir que “Frida” ‘despegara’. Nadie quería hacer una historia sobre una artista comunista mexicana con una ceja”.

“Fue muy difícil. Pero tuve una visión para ello. Y estoy orgullosa de haberla producido”.

"No hubo nada de ‘Oh, ¿por favor, puedo tener un crédito?’ No, no, no. Hice que esa mierda ocurriera” relató para la revista.

Haciendo un recuento, Salma recordó cuando en 2009 protagonizó otra portada para InStyle y dijo que entonces enfrentó el rechazo, porque la consideraban muy morena.

"Algunas revistas de principios de la década de 2000 no me pusieron en sus portadas precisamente porque era una mujer de color”.

Foto: Internet

Y con orgullo, también señaló el envejecimiento que enfrenta como mujer en Hollywood: "Yo también tenía 42 años. ¿Recuerdas que me dijeron que expiraría a los 30? Aquí estoy, de 42 años y todavía en la portada de las revistas.

“Las cosas han cambiado mucho para las mujeres en Hollywood desde entonces. Todavía nos pagan mucho menos que a los hombres. Pero está mejorando poco a poco. Ahora, a los 53, voy a interpretar los mejores roles de mi vida".

Foto: Internet