Fotos: Lidiet Mexicano
Los dos hombres llegaron al municipio de Castaños, donde en un retén de la policía municipal comenzaron a cuestionarlos

Dos elementos de la policía municipal de Castaños, fueron denunciados públicamente tras presuntamente haber extorsionado a dos personas oriundas del estado de Guerrero que viajaron a Coahuila con el objetivo de vender productos cosechados en su ciudad natal.

Los dos hombres habrían abordado el autobús de la empresa Senda marcado con el número económico 8216 en la ciudad de Monterrey pero al entrar al municipio de Castaños donde había un retén de la policía municipal al exterior de la empresa Inmagusa comenzaron a ser cuestionados.

Les preguntaron de donde venían y les indicaron que descendieran de la unidad.

Ahí les informaron que "no podían entrar a Coahuila" y seguían cuestionando lo que venían a realizar.

Ambos guerrerences aseguraron en varias ocasiones que habían viajado a comercializar chile y otros productos y que solo contaban con mil pesos, mismos que les fueron retirados para poder proseguir con su viaje.

Los policías no contaban con que los mismos pasajeros de la unidad que acompañaban a estas dos personas, grabaron el momento en donde los uniformados les están cuestionando a un costado del camión y se percataron de que les retiraron efectivo que ellos portaban.

Ya estando en la central de autobuses sus acompañantes que presenciaron el abuso policiaco les grabaron evidenciando el hecho y pidieron que el video se hiciera viral para que se castigue a estos policías que están afectando únicamente a las personas que circulan por la entidad.

"Estas personas aquí están los municipales les quitaron mil pesos a los cuales ellos honradamente trabajan, la verdad es que es algo muy injusto aqui los pasajeros que venían en el autobús se dieron cuenta de este acto que es injusto para ellos porque la verdad es algo muy feo que les anden quitando el dinero, a ver si se puede subir los videos a las redes sociales para que se den cuenta como son los policías municipales" mencionan en la grabación.

Los afectados por ahora se encuentran pernoctando en Monclova, donde la sociedad ya los busca para apoyarles tras el abuso que vivieron en manos de la policía de Castaños.