General Motors (GM) comunicó a más a unos 2,300 empleados que tendrán que esperar al menos otra semana antes de regresar a sus puestos ante la imposibilidad de reiniciar el tercer turno de producción por la falta de componentes procedentes de México.

General Motors (GM) tuvo que retrasar la entrada en funcionamiento de un segundo turno de trabajo en varias plantas estadounidenses que producen camionetas "pickup", lo que mantendrá en el paro una semana más a unos 2,300 trabajadores, por la falta de componentes procedentes de México.

El periódico "Detroit Free Press" informó  que GM comunicó a miles de trabajadores que están afectados por despidos temporales que tendrán que esperar al menos otra semana antes de regresar a sus puestos ante la imposibilidad de reiniciar el tercer turno de producción.

Las plantas afectadas por la decisión son las de Flint, en el estado de Michigan, y Fort Wayne, en Indiana. Inicialmente, los trabajadores tenían que haberse reincorporado el 26 de mayo, pero GM indicó que ahora la prevé el 1 de junio.

En Flint, el número de empleados afectados por el retraso es de alrededor de 1,000, mientras que en Fort Wayne es de 1,300.

Un empleado llega para trabajar a la División de Fabricación de Metal de General Motors en Pontiac, Michigan. Foto: EFE

GM, así como Ford y Fiat Chrysler (FCA), reiniciaron la producción en sus principales plantas en Estados Unidos el 18 de mayo tras casi ocho semanas de parón provocado por la pandemia de COVID-19. Los fabricantes estadounidenses también reiniciaron la producción en sus factorías canadienses un día después, el 19 de mayo.

Sin embargo, en México, las plantas de producción se han mantenido cerradas una semana más para ralentizar la transmisión de COVID-19.

Los centros de montaje de Flint y Fort Wayne reciben de México arneses para conectar los componentes eléctricos de las camionetas que producen. Según fuentes consultadas por "Detroit Free Press", el 80 % de los arneses necesarios para producir vehículos en Norteamérica proceden de México.

GM señaló que la producción de camionetas "pickup" y todocaminos SUV de gran tamaño son la prioridad de la compañía, mientras la situación se normaliza tras el parón.

Estos dos segmentos son los que más beneficio por vehículo vendido proporcionan a los fabricantes y también son los dos con mayor demanda en estos momentos.

Ford se vió obligada a parar temporalmente la producción en dos plantas durante esta semana tras detectar tres casos de COVID-19 en las plantas de montaje de Dearborn y Chicago. La primera produce la camioneta "pickup" F-150 y la de Chicago fabrica los todocaminos SUV Ford Explorer y Lincoln Aviator.

 

 

En Vanguardia estamos comprometidos con brindarte todos los días Información con Valor y por lo mismo nos encantará que nos siguieras en nuestras redes sociales e interactúes con nosotros y nuestra comunidad en Facebook, así­ como recibir las noticias al instante en nuestra cuenta de Twitter, así como darte de alta en nuestro premiado newsletter de información para despertar tu mente Jugo Naranja y nuestro newsletter local de VANGUARDIAMX, suscribirte a nuestro canal de Youtube y no dejes de ver nuestra propuesta de hermosas fotos y stories en nuestro canal de Instagram.