Foto: Especial
Donald Trump ha dicho que ordenó el asesinato del general Qassem Soleimani para evitar un conflicto, pero Teherán ha prometido represalias severas, lo que aumenta el temor de una guerra total

Irán levantó una bandera roja sobre una mezquita insinuando una venganza inminente contra los EE. UU. Después de que Donald Trump ordenó la ejecución de un general iraní de alto rango.

Miles de personas que gritaban "muerte a Estados Unidos" salieron a las calles de Bagdad luego de que Trump autorizara ayer el asesinato del general Qassem Soleimani.

 

Por primera vez en la historia, Irán levantó una bandera roja sobre el Santo Domo de la Mezquita Jamkarān, que se cree que es una advertencia de una batalla por venir.

Según los informes, la inquietante bandera dice: "Aquellos que quieren vengar la sangre de Hussein".

Trump dijo que ordenó el asesinato para evitar un conflicto, pero Teherán ha prometido represalias severas, lo que aumenta los temores de una guerra total.

Con información  de Daily Mirror