El director ejecutivo de la fundación Right Livelihood Award, Ole von Uexkull (d), y la miembro del jurado Maina Kiai (2-d), anuncian los premiados con el denominado Nobel Altrenativo durante una rueda de prensa celebrada en Estocolmo, Suecia. Foto: EFE
Khadija Ismayilova, de 41 años, es la periodista de investigación azerbaiyana más reputada, gracias a los informes que revelaron los negocios corruptos de la familia del presidente, Ilham Alíyev.

La fundación Right Livelihood Award otorgó hoy el denominado Nobel Alternativo a la periodista azerbaiyana Khadija Ismayilova, los abogados Robert Bilott (EU) y Colin Gonsalves (India) y la activista etíope Yetnebersh Nigussie.

El jurado reconoció la denuncia de la corrupción de Ismayilova, la defensa de las personas discapacitadas de Nigussie, la lucha por los derechos humanos de los marginados de Gonsalves y el compromiso con el medioambiente de Bilott, que recibe un galardón honorífico.

Ismayilova, Nigussie y Gonsalves se repartirán los 3 millones de coronas suecas (315,000 euros) con que está dotado el premio, que fue fallado hoy en Estocolmo, donde tiene su sede la fundación.

El fallo destacó el "coraje" y la "tenacidad" de Ismayilova por revelar la corrupción "al más alto nivel" en el gobierno de su país, "a través de excelente periodismo de investigación en el nombre de la transparencia y la exigencia de responsabilidades".

De Gonsalves se resalta que ha promovido demandas judiciales de interés público tres décadas "para asegurar derechos humanos fundamentales a los ciudadanos más marginados y vulnerables de la India".

A Nigussie se la premia "por su inspiradora labor de promoción de los derechos y la inclusión de personas con discapacidad, fomentando el desarrollo del potencial de estas personas y un cambio de mentalidad en nuestras sociedades".

La fundación Right Livelihood Award otorgó hoy el denominado Nobel Alternativo a la periodista azerbaiyana Khadija Ismayilova, los abogados Robert Bilott (EU) y Colin Gonsalves (India) y la activista etíope Yetnebersh Nigussie. Foto:Right Livelihood Award

El galardón honorífico a Bilott se basa en la denuncia de un caso de varias décadas de polución química en Estados Unidos que permitió lograr "una justicia largamente buscada por las víctimas y fijar un precedente para una regulación efectiva de sustancias peligrosas".

El caso, un triunfo icónico de las leyes medioambientales en el siglo XXI, es la batalla legal de 19 años en la que representó a 70,000 ciudadanos cuya agua potable había sido contaminada con ácido perfluorooctánico por el gigante químico DuPont.

Khadija Ismayilova, de 41 años, es la periodista de investigación azerbaiyana más reputada, gracias a los informes que revelaron los negocios corruptos de la familia del presidente, Ilham Alíyev.

Víctima de campañas de difamación y acoso, la periodista fue condenada en febrero de 2015 a siete años y medio de prisión por malversar fondos, negocios ilegales y evadir impuestos, aunque salió libro 15 meses después tras una campaña internacional a su favor.

Ismayilova fue galardonada el año pasado con el Premio Mundial de Libertad de Prensa UNESCO/Guillermo Cano.

Formado como ingeniero, Gonsalves (India, 1952), se decantó por el derecho y comenzó a ejercer de abogado en Bombay, donde con otros colegas creó a mediados de la década de 1980 el Centro de Derecho Popular para prestar asistencia gratuita a la clase trabajadora.

Esa organización fue rebautizada años después como Red de Leyes de Derechos Humanos (HRLN), convertida en red nacional de abogados por el interés público y que defiende a personas vulnerables como trabajadores en condiciones de servidumbre, minorías étnicas y religiosas, refugiados, habitantes de tugurios, mujeres y pobres.

Gonsalves, que es además abogado principal ante el Tribunal Supremo de la India, logró por ejemplo en 2001 que este organismo dictara sentencia a favor del suministro gratuito de un almuerzo a todos los escolares y de cereales subsidiados a más de 400 millones de indios que viven por debajo del umbral de la pobreza.

Yetnebersh Nigussie, de 35 años y ciega desde los cinco, fundó la Asociación Femenina de Estudiantes de la Universidad de Adis Abeba y fundó el Centro Etíope para la Discapacidad y el Desarrollo (ECDD).

Bajo su liderazgo, el ECDD se convirtió en fuerza decisiva para la inclusión y aplicación de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad en Etiopía y para extender programas de apoyo por el país.

"Los galardonados de este año protegen los derechos y las vidas de ciudadanos de tres continentes. Con su trabajo valiente por los derechos humanos, la salud pública y el buen gobierno encaran algunos de los retos mayores del mundo", señaló Ole von Uexkull, director ejecutivo de la fundación, al presentar el premio.

Los cuatro suceden en el palmarés del premio a los "cascos blancos" sirios, la activista rusa Svetlana Gannushkina, la feminista egipcia Mozn Hassan y el diario opositor turco Cumhuriyet.

El Premio al Correcto Modo de Vida (Right Livelihood Award), como realmente se llama este galardón que distingue la labor social de personas e instituciones de todo el mundo, fue instituido en 1980 por el escritor y exeurodiputado sueco-alemán Jakob von Uexküll.