La WAN-IFRA señala su determinación por detener los ataques constantes de la administración del presidente a la prensa en carta dirigida al mandatario

Una carta fue enviada a la administración estadounidense firmada por el comité ejecutivo de la Asociación Mundial de la sede de París de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA), donde destacaron la histórica relación del gobierno de Estados Unidos con la prensa libre y como las acciones del presidente amenaza que otro líderes repriman las libertades esenciales de sus países.

La carta  también rechaza la asunción del Presidente Donald Trump de acusar a los medios de ser “el enemigo de los Ciudadanos Estadounidenses”, llama a su administración a construir una relación profesional con los medios de comunicación.

A continuación, la carta emitida por la WAN- IFRA a las oficinas del presidente:

 

“27 de marzo, 2017

A la atención del Presidente de los Estados Unidos de América

 

Querido Sr. Presidente,

Escribimos de parte de la  Asociación Mundial de la sede de París de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA) y el Foro Mundial de Editores (WEF), para expresar nuestro profunda preocupación sobre recientes comentarios hechos por usted y su administración respecto a los medios de comunicación.

Combinado con la exclusión de una selección de diversos medios de noticias de una reciente rueda de prensa en la Casa Blanca, tememos que el predominante clima para la libertad de los medios esté siendo amenazada por su presidencia, comprometiendo la habilidad de la prensa libre de tener poder en los Estados Unidos.

Señor Presidente, estamos consternados de escuchar sus constantes comentarios desde su elección que menosprecian y atacan a los medios – al parecer por la simple razón de una retribución personal por reportar críticas de usted y su administración. Le recordamos que este es un papel de la prensa libre, protegida por la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos de América y el Artículo 19 tanto de la Declaración Internacional de Derechos Humanos, como del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, para someter al gobierno y las acciones de oficiales electos al estándares más altos de escrutinio y rendición de cuentas.

Destacamos un momento en particular, entre muchos, donde decidió articular mediante su plataforma de Twitter, sentimientos que usted repitió durante un discurso en la Conferencia de Acción política Conservadora celebrada el 24 de febrero de 2017:

“¡Los medios de NOTICIAS FALSAS (háblese, @nytimes, @NBCNews, @ABC, @CBS, @CNN) no son mi enemigo, sino el enemigo de los Ciudadanos Estadounidenses!”

Tal acusación es inmensamente dañina en distintos niveles. Primeramente, “noticias falsas”, el término más apropiado sería “desinformación”, es ciertamente algo que provoca una crisis entre las instituciones de medios de comunicación profesionales alrededor del mundo. Abordar la cuestión de cómo los medios de comunicación profesionales responden ante tal fenómeno es la más alta prioridad para nuestro miembros. Es altamente inútil, sin embargo, observar al Presidente de los Estados Unidos de América incitando el antagonismo hacia los medios de noticias al denominarlos – engañosos – “noticias falsas”. En realidad, las organizaciones citadas por usted en este tweet en particular se adhieren a los estándares profesionales y éticos más altos, y falso sugerir que contribuyen a reciente epidemia de “noticas falsas”.

Los efectos de este deliberado intento para difundir desinformación se han visto durante los procesos electorales, alterar la política, y generar odio y resentimiento sin precedentes entre la gente: todo lo cual influye en la división de las comunidades. Las causas, al igual que las respuestas apropiadas requeridas para luchar contra la desinformación están siendo analizadas por las salas de prensa a nivel mundial, particularmente en términos de lo que esto significa para medios profesionales y la práctica del periodismo.

Los medios de comunicación encontrarán una respuesta que continúe dando valor al trabajo profesional de periodistas y permiten al público filtrar la realidad de la ficción. Como sea, diferenciando entre aquellos que aplican tales estándares y las organizaciones, blogs, comentaristas de redes sociales, etc., que no lo hacen, es mucha parte del núcleo de nuestro desafío futuro respecto a combatir la desinformación.

Foto: Internet

Mientras que no sugerimos que los medios están, o deberían estar, libres de críticas que apuntamos a las formas rigurosamente  establecidas de retracción y reparación disponible para todo aquel que se sienta afectado por las acciones de las organizaciones de medios profesionales. Cuando esto falla, nuestras sociedades democráticas han establecido un recurso legal para establecer limitaciones sobre la libertad de expresión, como se miden sobre los estándares internacionales. Los chequeos y balances por un judicial independiente y un medio independiente son por tanto necesarios para mantener la correcta intersección entre la aplicación de las leyes y el ejercicio de los derechos en cualquier sociedad política.

Tal sistema como existe en los Estados Unidos es uno al que muchos países más aspiran, y esas organizaciones profesionales como la WAN-IFRA frecuentemente son citadas como un modelo que brinda ejemplo cuando se intenta fortalecer los marcos alrededor de los medios de comunicación en las regiones más desafiantes del globo. Los E. U. son vistos como una inspiración para muchos alrededor del mundo, particularmente en términos de estándares gubernamentales, la aplicación de la ley, las libertades fundamentales respaldadas por la Constitución: es por tanto esencial  para los E. U. mantener su alto resguardo de estos derechos y hacer llos posible por garantizar su protección. Fallar al realizar esto amenaza debilitar estos valores para los ciudadanos estadounidenses (incluidos, los medios de comunicación) en su hogar, al igual que inspirar a regímenes autoritarios extranjeros rechacen su compromiso a los valores democráticos.

Señor Presidente, eventos recientes apuntan a poner todo esto en riesgo. Debemos también tomar excepción firme a estas acusaciones que dicen que los medios son “el enemigo de los Ciudadanos Estadounidenses”.

En un tiempo en que los periodistas y los medios de noticias están siendo atacados violentamente (y, en muchos casos, conocen retribuciones letales como resultado del trabajo que realizan), el tono de nuestro compromiso es altamente inflamatorio. En un E.U. altamente dividido, un país afrontando múltiples desafíos en diferentes frentes, la necesidad de una prensa fuerte y crítica que actúe como vigilantes sobre libertades esenciales en lugar de la sociedad, es más urgente que nunca.

Sentimos fuertemente que el Presidente del mundo líder en democracia debería recibir y promover esta especie de autocrítica rigurosa que la prensa libre sostiene como un medio para asegurar los más altos estándares gubernamentales. Los medios de comunicación no deben ser vistos como un obstáculo para lograr esto, y por tanto le suplicamos reconsiderar el lenguaje que utiliza para reflejar esto y asegurar que los canales de poder sigan abiertos y accesibles para los medios.

WAN-IFRA fue fundada en 1948 por los remanente de la prensa independiente europea que reconoció lo que los medios - en la luz de un levantamiento violento del populismo y los horrores que trajo la Segunda Guerra Mundial – habían fallado en su responsabilidad por proteger los valores democráticos en el continente. La organización basó sus principios básicos alrededor de la noción de una prensa libre e independiente como la fundación de una sociedad democrática, y que sin medios sanos, vibrantes y valientes, nuestras comunidades estarían expuestas a la clase de tiranía y persecución vista durante los años de conflicto que invadieron al mundo.

La asociación creció rápidamente de su base inicial, y ahora guarda a 18,000 miembros de 120 países alrededor del mundo. Muchos de nuestros grandes aliados fueron – y los son todavía- de la prensa estadounidense; los mismos miembros que sentimos debemos representar a través de esta carta.

En este contexto, y dada la necesidad de corregir las actitudes de esta reciente administración hacia la prensa, lo invitamos a encontrarse con nuestros representantes en su pronta conveniencia para discutir las maneras de reconstruir una relación profesional. Creemos sinceramente, Señor Presidente, en la importancia y valor que una prensa fuerte y crítica brinda a una sociedad democrática; nosotros recibiríamos amablemente la oportunidad de convencerlo de lo mismo.

Sinceramente,

Lars Munch

Presidente de la Asociasión

JP/Politiken Newspapers, Denmark

Matti Kalliokoski

Editor de Página Editorial

Helsingin Sanomat, Finland

 

Zaffar Abbas

Editor

Dawn Newspaper, Pakistan

 

Erik Bjerager

Editor en Jefe con Doctorado

Kristeligt Dagblad, Denmark

 

David Callaway

Editor Emeritus y CEO theStreet.com, USA

 

Patrick Daniel     

Deputy CEO

Singapore Press Holdings, Singapore

 

Michael Cooke

Editor

Toronto Star, Canada

 

Fatemah Farag

CEO

Welad ElBalad Media, Egypt

 

Javier Garza

Editor de Noticias

Imagen Laguna, Mexico

 

Lisa MacLeod

Líder Digital

Times Media, South Africa

 

Tore Stangebye

Tesorero

WAN-IFRA, Norway

 

Eugene Abov

Publicista

Russia Beyond the Headlines (RTBH), Russia

 

Javier Moll de Miguel

Presidente

Prensa Ibérica, Spain

 

Hans Heinrich Coninx

Miembro de Consejo

Schweizer Medien - Swiss News Publisher’s Association, Switzerland

 

Pichai Chuensuksawadi

Anterior Editor en Jefe

Post Publishing / Former Editor Bangkok Post, Thailand

 

Toyosi Ogunseye    

Editor

Sunday Punch, Nigeria

 

Verashni Pillay

Editor en Jefe

Huffington Post South Africa

South Africa

 

Stephen Rae

Editor en Jefe

Independent News and Media, Ireland

 

Marcelo Rech

Presidente

World Editors Forum, Brazil

 

Bongani Siqoko

Editor

Sunday Times, South Africa

 

Vladimir Sungorkin

Director General y Editor en Jefe

Komsomolskaya Pravda, Russia

 

Chun Wai Wong

CEO

Star Publications, Malaysia

 

Daniel Dessein

Presidente Adepa

(Argentina Press Association) Regional Vice President

Inter-American Press Association, Argentina

 

Mag. Gerald Grünberger

Verbandsgeschäftsführer

VÖZ - Verband Österreichischer Zeitungen, Austria

 

Jayme Sirotsky

President Emeritus

Grupo RBS, Brazil

 

Vesa-Pekka Kangaskorpi

Presidente yCEO

Keskisuomalainen Oyj, Finland

 

Carlos Guyot

Editor in Chief

La Nacion, Argentine

 

Donna Barrett

Presidente & CEO

Community Newspaper Holdings, Inc., USA

 

Michael Golden

1° Vice Presidente

WAN-IFRA / Vice Chairman,

The New York Times, USA

 

Tomas Brunegård

Presidente

WAN-IFRA, Sweden

 

Valdo Lehari Jr.

Publicista & CEO

Reutlinger General-Anzeiger  Vice-President European Newspaper Publisher’s Association (ENPA), Vice-President BDZV, Reutlinger General-Anzeiger Verlags-GmbH & Co. KG, Germany

 

Thomas Lindner    

CEO

FAZ Frankfurter Allgemeine Zeitung, Germany

 

Kasturi Balaji    

Director

Kasturi & Sons Ltd. Publishers of The Hindu, India

 

K.N. Shanth Kumar

Director

The Printers (Mysore) Pvt Ltd. Editor, Prajavani, India

 

Jacob Mathew

Managing Editor & Publisher

Malayala Manorama Company Ltd., India

 

Pratap G. Pawar

Chairman

Sakaal Media Group, India

 

Annette Novak

CEO

Rise Interactive, Sweden

 

D D Purkayastha

Managing Director & CEO

ABP Pvt. Ltd., India

 

Rolf Dyrnes Svendsen

Chairman of the Board

NextMedia, Norway

 

Joseph Opondo Odindo

Editorial Director

The Standard, Kenya

 

Jeanette Gustafsdotter

CEO

Swedish Media Publishers Association, Sweden

 

Mario Calabresi

Editor in Chief

La Repubblica, Italy