Foto: Especial
En 2013 la producción promedio ascendía a 6 mil 370 mpcd, y a partir de ahí descendió a 6 mil 532 en 2014, a 6 mil 401 en 2015 y a 5 mil 792 en 2016

La producción de gas natural de México se colocó 4.4 por ciento por debajo del promedio reportado al cierre del año pasado, lo que aumenta la dependencia de la nación de las importaciones, principalmente de Estados Unidos, y compromete la distribución a empresas del sur del país.

Al cierre de septiembre pasado la producción promedio de gas natural fue de 4 mil 845 millones de pies cúbicos diarios (mpcd), mientras en 2017 fue de 5 mil 69. La tasa media en 2018 es la más baja en los pasados cinco años, según datos de Petróleos Mexicanos.

En 2013 la producción promedio ascendía a 6 mil 370 mpcd, y a partir de ahí descendió a 6 mil 532 en 2014, a 6 mil 401 en 2015 y a 5 mil 792 en 2016.

Para la Comisión Nacional de Hidrocarburos la dependencia de México de las importaciones de gas natural es un problema de seguridad nacional, pues más de 85 por ciento de compras al exterior provienen de Texas, Estados Unidos.

En 2017 el volumen de las importaciones de gas natural ascendió a mil 766 mpcd.

El integrante de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) Luis Guillermo Pineda Bernal aseguró el martes anterior que la falta de suministro de gas natural es un asunto de seguridad nacional y que la suspensión de la construcción del gasoducto Tuxpan-Tula, de TransCanada, es una mala noticia.

La suspensión, anunciada el fin de semana, traerá como consecuencia que el centro y occidente del país sufrirán falta de suministro de gas natural y precios altos en la generación de electricidad, dijo el funcionario en redes sociales.

Aseguró que México tiene el reto de eliminar la vulnerabilidad y la dependencia de las importaciones de gas natural, por lo que consideró necesario crear una alianza de la Comisión Federal de Electricidad y de Petróleos Mexicanos para producir ese combustible.

Por lo pronto, Pineda Bernal recordó que la empresa Ienova lanzó un plan para crear un tren adyacente en su planta Energía Costa Azul, ubicada en Ensenada, con la finalidad de producir 2.4 millones de toneladas al año de gas natural licuado.