El documento contiene los indicios que permiten observar conductas atípicas en estudiantes | Foto: Vanguardia
El documento detalla además números de emergencia y protocolos para contener al agresor mientras esperan la presencia de las autoridades

Ante el reciente incidente en el Colegio Cervantes en Torreón, la Secretaría de Gobernación presentó una guía para prevención, detección y reacción ante la presencia de armas en un plantel educativo. 

Dicha guía contiene, entre otras cosas, los indicios que permiten observar conductas atípicas en estudiantes, características más comunes de tiroteos en una escuela y un plan de acción en caso ante la presencia de un arma en alguna institución educativa. 

En el documento se detalla la descripción de un arma, así como algunos tipos de estas diferenciando entre armas de fuego cortas y largas, y armas blancas. Respecto a las características más comunes de un tiroteo en una escuela, señala el documento al menos ocho puntos relevantes para tomar en cuenta basados en la investigación sobre situaciones de crisis similares en planteles educativos de Estados Unidos.

“Ocurren durante la jornada laboral, son actos planeados y pensados con antelación y los agresores provienen de un entorno familiar violento. Otros estudiantes participan de alguna manera mientras que algunos que ya saben del hecho no lo comunican; antes del acto se presenta un comportamiento que permite alertar una situación de violencia a los maestros”, apunta la guía.

Asimismo, señala que no se amenaza a la víctimas antes del ataque y por lo general las armas son obtenidas en casa o con familiares serranos a los menores de edad.

Igual manera uno de los apartados de esta guía para los docentes y el personal de una institución que enfrente una situación de riesgo como un tiroteo sugiere un plan de acción del que destacan la prevención, detección y reacción ante los hechos.

Para prevenir un arma el documento sugiere que las escuelas busquen mecanismos de concientización a los padres de familia sobre la importancia de realizar una revisión periódica a la mochila y las pertenencias de sus hijos antes de ir a clases.

Respecto a la reacción que deben detener los maestros o el personal de apoyo destaca que el tiempo de espera a que lleguen las autoridades es fundamental para garantizar la integridad de la comunidad escolar por lo que tanto alumnos como maestros deben estar familiarizados con los protocolos de actuación ante la presencia de un arma.

Hasta el momento las autoridades en Coahuila no se han pronunciado respecto a la implementación de esta guía en las escuelas del estado, sin embargo en redes sociales maestros coahuilenses comienzan a manifestar su inquietud por mayor seguridad en las instituciones.