El Presidente informó que el préstamo se solicitó desde el año pasado y negó la contratación de más deuda por dicha operación

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador calificó como una “operación de rutina” el préstamo de 1,000 millones de dólares que hizo el Banco Mundial a México y señaló que no habrá incrementoen la deuda nacional.

“Es una operación de rutina, algo que se solicitó desde el año pasado como parte del manejo de las finanzas. Seguimos sosteniendo que no va a aumentar la deuda”, indicó el mandatario en conferencia de prensa.

“Vamos a hacer todo un esfuerzo. Estamos enfrentando los efectos del coronavirus: la caída de la economía mundial. Yo estoy pensando, soy optimista, que no se caiga mucho. En el primer trimestre cayó 1.2%; este trimestre es el más difícil, va a caer la economía, pero no como piensan, vamos a salir bien”, añadió.

El mandatario se congratuló de que la depreciación de la moneda mexicana frente al dólar “se ha detenido, porque llegamos a estar en 25 pesos y ahora sólo es del 8%”.

México obtuvo un préstamo por 1,000 millones de dólares del Banco Mundial, a medida que el impacto de la epidemia del coronavirus empieza a constreñir la economía mexicana, según se confirmó ayer