Especial
Este retroceso, de acuerdo con los analistas del gobierno estadounidense, impactará las finanzas de países productores, entre ellos México, que tiene previsto aumentar su plataforma de exportación de petróleo crudo a un millón 134 mil barriles diarios en 2020, 19 mil barriles diarios más del nivel de ventas promedio con que espera cerrar 2019

 CDMX.- El Departamento de Energía de Estados Unidos lanzó una alerta: el precio del petróleo crudo puede tener una caída de entre 1.85 y 3.49 dólares por barril en 2020.

Este retroceso, de acuerdo con los analistas del gobierno estadounidense, impactará las finanzas de países productores, entre ellos México, que tiene previsto aumentar su plataforma de exportación de petróleo crudo a un millón 134 mil barriles diarios en 2020, 19 mil barriles diarios más del nivel de ventas promedio con que espera cerrar 2019.

El gobierno federal diseñó un paquete presupuestario para 2020 basado en ese nivel de la plataforma de exportación y un precio promedio para la mezcla mexicana de 49 dólares por barril, aunque en las discusiones sobre la aprobación del presupuesto se plantea elevar a 50 dólares el precio del crudo, porque ello dará 13 mil millones de pesos adicionales al paquete económico.

Con un precio de 49 dólares y un volumen de exportaciones de petróleo crudo de un millón 134 mil barriles diarios, México calcula obtener 20 mil 281.5 millones de dólares el próximo año.

No obstante, mantener la plataforma de exportación y una reducción de 2.67 dólares, considerando un promedio entre el precio esperado del crudo estadounidense tipo WTI de 54.60 dólares y de 60.10 dólares en el caso de aceite del Mar del Norte tipo Brent, le da a México ingresos por concepto de ventas externas de petróleo crudo del orden de 19 mil 176.4 millones de dólares.

Un ajuste a la baja como la que proyecta el gobierno estadounidense significará una reducción en las proyecciones mexicanas para efectos presupuestarios de mil 105.1 millones de dólares en 2020.

DESCARTAN GASOLINAS A LA BAJA

A pesar de la probable caída de los petroprecios, los analistas descartan que las gasolinas se ajusten a la baja. Por el contrario, esperan un pequeño incremento, lo que afectará a México, pues cerca de 60% de la gasolina se compra a Estados Unidos.