La excelente temporada que tienen los equipos de Los Ángeles y Kansas City se reflejó en la selección de jugadores para el Juego de Estrellas de la NFL

La temporada que tienen los Chiefs y los Chargers se vio reflejada en la cantidad de jugadores convocados para jugar el Pro Bowl de esta campaña.

El equipo de Kansas City aportará seis jugadores, mientras el equipo de Los Ángeles tendrá siete representantes, incluido el safety Derwin James, uno de seis novatos de la liga que fueron elegidos para este partido.

Sin duda James ha causado gran expectación por responder de sobra al ser seleccionado en primera ronda y será acompañado por sus compañeros de equipo Philip Rivers, como quarterback, el receptor Keenan Allen, el corredor Melvin Gordon, el defensive end Melvin Ingram, el centro Mike Pouncey y el jugador de equipos especiales Adrian Phillips para el encuentro, que se disputará el 27 de enero en Orlando.

Sin duda una gran aportación para la escuadra de la Conferencia Americana, aunque sólo James y Phillips aparecen como titulares.

Y es que Rivers no podría competir con Patrick Mahomes, quien lleva una temporada de ensueño en la que incluye la lucha por romper un récord del legendario Peyton Manning.

El joven quarterback fue convocado a su primer Pro Bowl y será acompañado por sus compañeros de equipo Eric Fisher como tackle, De Ford linebacker, Tyreek Hill como receptor, Travis Kelce como ala cerrada y Anthony Sherman como fullback.

Otros de los novatos que fueron incluidos en el equipo de la AFC son el corredor de los Giants, Saquon Barkley; el pateador de despeje de los Seahawks, Michael Dickson; el corredor de los Broncos, Phillip Lindsay; el guardia de Indianápolis, Quenton Nelson, y el cornerback de Cleveland, Denzel Wads. Lindsay es un jugador no seleccionado en el draft.

Ante la sorpresa de muchos, Tom Brady, de Patriots, es el tercer quarterback del equipo de la Americana. Incluso provocando polémica por se convocado en lugar de Andrew Luck, de los Colts, quien ha tenido una mejor campaña como quarterback.

Nueva Orleáns, encabezado por el quarterback Drew Brees, Dallas y Chicago lideraron la Conferencia Nacional con cinco seleccionados cada uno. Brees es el titular, y sus suplentes son Aaron Rodgers, de Green Bay, y Jared Goff, de Rams.

Buffalo, Oakland y Tampa Bay no tuvieron jugadores elegidos al Pro Bowl.

Pittsburgh y Kansas City aportaron seis representantes, incluidos debutantes como el corredor de los Steelers, James Conner y Mahomes, ambos en temporadas deslumbrantes.

Cleveland tiene a un jugador elegido con el primer turno global del draft en el partido, pero no es el quarterback novato Baker Mayfield, sino el defensive end Myles Garrett, elegido con el primer turno del reclutamiento en 2017.

“El futbol americano es un deporte de equipo y no puedes lograr esto por ti mismo”, dijo Garrett, quien encabeza a los Browns con 12 capturas y media de quarterback. “Estoy feliz de ser capaz de compartir esta experiencia con Denzel porque este honor es realmente un testimonio de toda nuestra defensiva”.

Los cuerpos de entrenadores para el Pro Bowl surgirán de los equipos con las mejores marcas en la temporada regular que pierdan los encuetnros divisionales en la AFC y NFC. Cada jugador en el equipo ganador del Pro Bowl recibe 67 mil dólares, mientras que cada integrante de la escuadra perdedora gana 34 mil.

Con información de AP