Apenas media hora después de iniciada la segunda caminata espacial las astronautas Jessica Meir y Christina Koc, se soltaron la cámara y las luces del casco de Koch. Meir trató de sujetarlas, pero no pudo introducirlas en las ranuras.

Dos astronautas de la NASA iniciaron la segunda caminata espacial de mujeres de la historia, para reparar la red eléctrica de la Estación Espacial Internacional, pero tuvieron problemas con uno de sus cascos.

Fue la segunda vez que Jessica Meir y Christina Koch salieron juntas del laboratorio orbital. En octubre protagonizaron la primera caminata espacial de mujeres.

En esta imagen de un video de la NASA, la astronauta Jessica Meir, cuya mano se ve a la derecha, toma el casco de su compañera Christina Koch durante una caminata espacial para reparar la red eléctrica de la Estación Espacial Internacional. Foto: AP/NASA

Apenas media hora después de iniciada esta caminata, se soltaron la cámara y las luces del casco de Koch. Meir trató de sujetarlas, pero no pudo introducirlas en las ranuras.

El Control de Misión aconsejó a las mujeres que retiraran el ensamblaje de cámara y luces en lugar de perder más tiempo tratando de sujetarlas. Las astronautas preguntaron si la caminata podía continuar, dada la falta de iluminación para Koch.

En esta imagen tomada del video de la NASA, los astronautas de la NASA Jessica Meir y Christina Koch trabajan para finalizar las actualizaciones de la red eléctrica de la Estación Espacial Internacional. Foto: AP/NASA

El Control de Misión respondió que sí, pero que Koch tuviera mucho cuidado dada la “falta de protección adicional”.

Las astronautas procedieron entonces, con algo de retraso, a reemplazar las baterías viejas en el exterior de la estación espacial.

En esta imagen tomada del video de la NASA, la astronauta de la NASA Jessica Meir trabaja para terminar de actualizar la red eléctrica de la Estación Espacial Internacional. Foto: AP/NASA

La NASA está reemplazando las baterías de hidrógeno-níquel, instaladas hace décadas, por otras más poderosas y duraderas, de ion litio. Las baterías son parte de la red eléctrica solar de la estación, que la mantiene en funcionamiento cuando se encuentra del lado nocturno de la Tierra.

Dentro de tres semanas Koch finalizará su misión espacial de 11 meses, la más prolongada para una mujer. Meir llegó a la estación espacial en septiembre.