Archivo
Para 2020 se espera un mercado mundial por 32 mil millones de dólares

Coahuila tendrá una de las primeras empresas de cosecha de mariguana (cannabis) para uso medicinal en el país, anunció Armando Luna Canales, impulsor de este proyecto.

El exsecretario de Gobierno de Coahuila adelantó que aún no tienen fecha de inicio de operaciones, pero ya han tenido una “lluvia” de interesados para trabajar.

“Están llegando algunos currículums de interesados. Habrá una cantidad importante de trabajos sobre todo porque será una industria que inicia en el Estado. Es un potencial a futuro importante. Además tiene efectos medicinales comprobados y de esos se trata”, afirmó.

El anuncio de Luna se da en medio del furor mundial por la mariguana. Cifras de BDS Analytics, una firma de servicios de datos especializada en la industria del cannabis, apuntan a que para 2020 se espera un mercado mundial por 32 mil millones de dólares.

Vanguardia

Ante esa situación, el exlegislador aseveró que la ley vigente permite importar las sustancias que te permiten hacer medicamentos derivados de THC, sustancia activa de la mariguana y de otras propiedades.  

“Estamos en la etapa previa con permisos. Es una etapa normativa y regulatoria para que tengamos todo en orden”, dijo.

El también exlegislador añadió que él y sus socios tienen experiencia en la industria farmacológica y ahora buscan involucrarse en la producción de la materia prima. 

Aclaró que a partir de la obtención de los permisos elegirán el lugar sede, la fecha y la inversión inicial del proyecto. Arteaga está entre las posibilidades. 

COLABORÓ EN APROBACIÓN
DEL USO MEDICINAL

En abril de 2017, Armando Luna Canales formó parte de la Comisión de Justicia que, en conjunto con la Comisión de Salud, aprobaron en la Cámara de Diputados el proyecto de reformas y adiciones a la Ley General de Salud y el Código Penal Federal, con las cuales se establecieron las bases para la legalización de la marihuana con fines medicinales. 

Dicha iniciativa, aprobada y decretada a la postre por el presidente Enrique Peña Nieto, el 19 de junio de ese mismo año, obligó en un plazo de 180 días a la Secretaría de Salud a armonizar reglamentos y normatividad en el uso terapéutico del tetrahidrocannabinol.