Atento. El Alcalde observó los daños ocasionados tanto al interior de las viviendas, como en las calles de ese sector. CORTESÍA
Dijo que en esta labor cuentan con el respaldo del gobernador Miguel Riquelme, de la Guardia Nacional y del Ejército Mexicano

Desde temprano, el alcalde de Saltillo, Manolo Jiménez Salinas, efectuó diversos recorridos, entre ellos en las colonias El Campanario y Gaspar Valdés, para supervisar los trabajos de atención y auxilio a las familias damnificadas por las lluvias del domingo,

Estuvieron con el Alcalde los titulares de las diferentes direcciones municipales, y con ellos a un lado se comprometió a brindar todo el apoyo a las personas afectadas.

Dijo que en esta labor cuentan con el respaldo del gobernador Miguel Riquelme, de la Guardia Nacional y del Ejército Mexicano, y que, gracias a esa coordinación, se reaccionó de inmediato.

Manolo Jiménez recorrió el sector El Campanario, donde tuvo la oportunidad de platicar con los colonos afectados, quienes le manifestaron su situación actual.

“Tienen todo nuestro apoyo, aquí estamos con ustedes y no los vamos a dejar solos. Nuestra prioridad es proteger la integridad de las familias”, afirmó el Edil.

Con ayuda de cuadrillas del municipio, una de las primeras acciones será concluir los trabajos de limpieza y desinfección, las cuales ya se realizan al interior de los hogares que se inundaron.

Manolo Jiménez también estuvo en la colonia Gaspar Valdés en la que, de igual forma, se comprometió a estar de cerca de los afectadas por el fenómeno.

José Reyes


José Reyes Quintero. Orgullosamente periodista de VANGUARDIA desde noviembre de 1999, aunque mi incursión en el periodismo se remonta al año de 1988, cuando inicié mi carrera en Monterrey, mi ciudad natal, donde estudié la carrera de Ciencias de la Comunicación en la UANL. He cubierto desde actividades policiacas hasta deportivas, incluso sociales, siempre en el periodismo escrito.  Actualmente me especializo en temas electorales, políticos, de seguridad y legislativos. Vivo de la palabra y como tal, me esfuerzo al máximo por respetar nuestro idioma.