Archivo
Establecimientos deben proporcionar contenedores para que las personas puedan depositar sus colillas de cigarro

En sesión del Congreso de la CDMX, Alessandra Rojo de la Vega, diputada del Partido Verde Ecologista, presentó una iniciativa para reformar la Ley de Residuos Sólidos del Distrito Federal.

La iniciativa indica que a toda persona “que tire sus colillas a la calle, parques, vía pública, áreas comunes, barrancas” y otros sitios no autorizados se le impondrá una multa que puede variar entre los 2 mil 534 pesos a 25 mil 347 pesos.

Pero la sanción también incluiría a “los establecimientos mercantiles, dependencias y entidades de gobierno, alcaldías, congresos, tribunales y órganos autónomos” que no proporcionen contenedores para que las personas puedan depositar sus colillas de cigarro.

Y es que una sola colilla de cigarro podría contaminar hasta 50 litros de agua potable. Además, en México se estima que hay 13 millones de fumadores y solo un sector de ellos tiene la costumbre de depositar las colillas en su lugar.