Foto: Archivo
Las decisiones tomadas por el gobierno federal en sus dos primeros meses, como cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco, “están deteriorando la imagen y el potencial del país como destino turístico en crecimiento”, determinó la organización empresarial

Ciudad de México. La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) consideró que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador está abandonando la industria turística para solo centrarse en el Tren Maya, proyecto al cual calificó como una “apuesta equivocada” y “casi suicida”.

Gustavo de Hoyos Walther, líder del sindicato patronal, indicó que a pesar de que el turismo en México aporta 8.7 por ciento del PIB nacional, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, aún tiene muchos desafíos por vencer para liberar su potencial para generar empleos, desarrollo y bienestar.

Indicó que las decisiones tomadas por la administración federal de desaparecer instituciones como ProMéxico, el Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) y el Instituto Nacional de Emprendedores (Inadem), así como enfocar a Bancomext y el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) solo al Tren Maya, “es un gran error”, pues son “instituciones determinantes para el desarrollo de la industria turística mexicana”.

“Desde su restricción presupuestal, hasta fusión o simple eliminación, son todas manifestaciones de la precarización del apoyo del gobierno federal al sector turístico”, sostuvo De Hoyos Walther en su mensaje semanal.

Agregó que la apuesta de la administración de López Obrador por el Tren Maya y nada al desarrollo turístico íntegra “es equivocada. De alto riesgo. Casi suicida”.

Insistió en que las decisiones tomadas por el gobierno federal en sus dos primeros meses, como cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco, “están deteriorando la imagen y el potencial del país como destino turístico en crecimiento”.

Por lo que se podría romper la inercia de crecimiento del turismo, el cual ha colocado al país en el sexto lugar entre los más visitados y al primer semestre de 2018 generó 4 millones 145 mil empleos.

Coparmex criticó las acciones de las autoridades federales pues consideró que “se ha optado por la improvisación y los prejuicios” y rechazó “el debilitamiento o eliminación de los organismos clave para el desarrollo del sector”.

“Si se encontraron excesos que se corrijan. Si existió corrupción que se persiga y sancione. Pero que no se atente contra una industria de gran aportación y mayor potencial para México”, indicó.

Cifras de la Organización Mundial de Turismo señalan que 39 millones 300 mil turistas internacionales llegaron a México en 2017, lo que implicó una derrama de 21 mil 300 millones de dólares durante ese año.