AP
El pasador de la Universidad Estatal de Tennessee fue arrestado tras las seis acusaciones en su contra, pero pudo pagar fianza de 50 mil dólares

Demry Croft, quien llegó a ser el quarterback titular para la Universidad Estatal de Tennessee la temporada pasada, fue arrestado y acusado de seis delitos graves de violación y dos cargos de agresión sexual derivados de un incidente del pasado 1 de diciembre.

Croft, de 22 años, se perdió los últimos cinco juegos de la temporada 2018 luego de sufrir una lesión en el hombro.

Se reincorporó al equipo al comienzo de esta pretemporada y fue el mariscal de campo del primer equipo en el primer scrimmage del 10 de agosto.

Según los registros de la Oficina del Sheriff del condado de Davidson, Croft fue encarcelado el lunes alrededor de las 14:04 horas y liberado dos horas más tarde, tras pagar una fienza de 50 mil dólares, según los registros judiciales.

Un gran jurado acusó a Croft en un proceso que se lleva a cabo en secreto y que podría llevar meses.

Croft no estuvo en el segundo partido de la Universidad el sábado pasado.

Los funcionarios de TSU no confirmarían si Croft ha sido suspendido del programa de futbol americano. Ya que aún está en el roster del equipo en línea.

Cuando se le preguntó por qué Croft no estaba entrenando hoy, el entrenador, Rod Reed, dijo: “Tenía algunos problemas personales con los que estaba lidiando, así que permitimos que se fuera hoy. Siempre que eso se solucione veremos qué sucede”.

Reed también dijo que no sabía si Croft estaría disponible para el primer partido de la temporada de TSU el 31 de agosto contra la Universidad Estatal del Valle de Mississippi.

Cameron Rosendahl se hizo cargo de la unidad del primer equipo en el último scrimmage.
Croft fue el segundo pasador líder de TSU la temporada pasada, que fue su primera con los Tigers. Completó 61 de 101 pases para 888 yardas con ocho anotaciones y dos intercepciones.