La crítica de arte visitó la ciudad y habló de la controvertida acción de Mercedes Aqui, quien orinó arriba de un petroglifo en Rincón Colorado como parte de un acto performático

La controversia por la obra en la que la artista Mercedes Aqui intervino un petroglifo en la zona de Rincón Colorado sigue generando polémica y ahora tocó el turno a una de las voces más aguerridas de la crítica de arte en México. Se trata de Avelina Lesper, quien visitó la ciudad como parte de un evento privado y no dejó pasar la oportunidad para pronunciarse respecto a la fotografía que fue expuesta en el Museo de Artes Gráficas de la ciudad como parte de la muestra “El Desierto Más Allá de la Puerta”.

Esta exposición fue resultado del trabajo colaborativo que realizó la diseñadora textil francesa Garance Maurer durante un período de diez días previos con esta y otras artistas locales, esfuerzo a su vez perteneciente a la residencia artística organizada por la Federación de Alianzas Francesas de México en diversos puntos del país.

En la exposición Mercedes presentó el registro fotográfico de una acción performática donde, con pigmentos naturales sobre un petroglifo de círculos concéntricos y humedecidos con su propia orina, imprimió una huella sobre su glúteo derecho.

Sobre este hecho ha corrido mucha tinta sobre qué es y qué no es una obra de arte y sobre todo el reclamo de haber vandalizado una zona rica en petroglífos. Avelina fue cuestionada hoy durante su visita a Saltillo por el artista plástico Américo Pugliese, quien subió el video en sus redes sociales y en el que Avelina se muestra tajante: "Lo que tengo que decir al respecto de un acto vandálico que hizo una performancera en un petroglifo de una zona arquelógica es que eso no es arte. Que alguien no sepa controlar sus esfínteres y que además cometa un acto de exhibicionismo, no la convierte en artista y no la va a convertir nunca en artista", comentó visiblemente molesta.

Lesper agregó: "Que el arte ahorita tenga unos niveles de mediocridad tales que permita que un acto de exhibicionismo sea considerado arte, eso es otra cosa. Es parte de la ideología de la mediocridad que impera en la sociedad. Lo que es innenarrable, ni tiene justificación es que esa persona haya recibido una exposición. Eso quiere decir que las autoridades no tienen criterio para decidir que cosa es arte y que es vandalismo. Y que todo este aparato ha sometido a los centros culturales, las escuelas y las universidades para que con el miedo enorme de que los llamen censores, antigüos o tradicionales o incluso con el deseo absurdo de quedar bien, terminen programando este tipo de cosas".

"No hay un argumento posible que sostenga que esta persona merecía una exposición. Además cuando se la dieron a este acto de vandalismo, le quitaron la oportunidad a alguien que si hace arte de verdad. Artistas que hacen pintura, escultura y le dan el espacio a esta persona. Finalmente el mesaje que están mandando las autoridades culturales a todo el mundo es que si comenten una acto de vandalismo les van a dar un espacio en un museo. Así se están siendo complices de la degradación de la inteligencia. Ojalá que esto que les digo les haga diferenciar entre el vandalismo, la mediocridad y la estulticia del arte", finalizó.  

    

   

¿Qué fue lo que pasó?

El martes 4 de junio un usuario de Facebook con el nombre de Pablo GaRa denunció a la serie fotográfica “Ancla” de la artista Mercedes Aquí por dañar y faltar al respeto al patrimonio arqueológico en una zona de General Cepeda, rica en petroglifos y petrograbados antiquísimos.

La publicación, que no tardó en volverse viral, y en el proceso atrajo la atención de la opinión pública y de medios nacionales a esta pieza que fue expuesta en el Museo de Artes Gráficas de la ciudad de Saltillo del jueves 30 de mayo al sábado 1 de junio del presente año, como parte de la muestra “El Desierto Más Allá de la Puerta”.

Esta exposición fue resultado del trabajo colaborativo que realizó la diseñadora textil francesa Garance Maurer durante un período de diez días previos con esta y otras artistas locales, esfuerzo a su vez perteneciente a la residencia artística organizada por la Federación de Alianzas Francesas de México en diversos puntos del país.

En la obra Mercedes presenta el registro fotográfico de una acción performática donde, con pigmentos naturales sobre un petroglifo de círculos concéntricos y humedecidos con su propia orina, imprimió esta huella sobre su glúteo derecho.