Especial
La pastora principal del templo explicó que la Sagrada Familia toma el lugar de las miles de familias sin nombre separadas en la frontera sur de Estados Unidos

Una iglesia metodista de Estados Unidos decidió colocar a la Sagrada Familia en jaulas separadas, evocando la situación que viven miles de inmigrantes en el país a causa de las medidas implementadas por el gobierno del presidente Donald Trump.

El nacimiento navideño que adorna la entrada de la Iglesia Metodista Unida de Claremont ha causado polémica por representar la política de separación de familias con las imágenes de José, la Virgen María y el niño Jesús.

En la escena, cada uno de ellos se encuentra encerrado en una jaula metálica reforzada con alambre de púas, tal y como lo han padecido miles de inmigrantes en los centros de detención de la Patrulla Fronteriza.

Incluso el niño Jesús está cubierto por una manta plateada como las que se les brinda a los migrantes.

Especial

"¿Qué pasaría si esta familia buscara refugio en nuestro país hoy?”, cuestionó la pastora principal del templo, Karen Clark Ristine, en una publicación en Facebook.

Ristine explicó que la Sagrada Familia toma el lugar de las miles de familias sin nombre separadas en la frontera sur de Estados Unidos.

"Imagínense que José y María son separados en la frontera y que Jesús, que no tenía más de dos años, fue arrebatado de su madre y colocado tras las rejas de un centro de detención de la Patrulla Fronteriza donde más de 5 mil 500 niños han estado en los últimos tres años”, comentó en su mensaje.
 
"Si esto provoca una conversación, ese sería un buen objetivo”,
 añadió Ristine.

El caso ha llamado la atención de la prensa estadunidense y se ha viralizado en redes sociales.