Juan Collado | Foto: Especial
Sergio Hugo Bustamante Figueroa es un empresario queretano que ha incursionado en el medio inmobiliario, así como el deportivo

A inicios de semana, el abogado Juan Collado fue detenido por presunto lavado de dinero y delincuencia organizada. Sin embargo, varios nombres han cobrado relevancia en la trama, entre ellos los de los expresidentes Carlos Salinas de Gortari y Enrique Peña Nieto.

Otro de los nombres que han salido a la luz es el de Sergio Hugo Bustamante Figueroa, quien acusa a Collado de recibir transferencias millonarias en cuentas de España, Andorra y Suiza.

La denuncia de Bustamante derivó de la venta realizada por Operadora Inmuebles del Centro de un terreno que supuestamente era de su propiedad, transacción que se realizó, dijo, mediante la suplantación de su identidad.

Sergio Hugo Bustamante Figueroa es un empresario queretano que ha incursionado en el medio inmobiliario, así como el deportivo, pues en septiembre de 2003 se desempeñó como presidente provisional de Promo Eventos Deportivos Querétaro SA de CV, promotora que en ese entonces administraba al equipo de futbol Gallos Blancos.

En aquel entonces, Bustamante Figueroa declaró al periódico La Crónica que un grupo de empresarios queretanos había adquirido la franquicia futbolera, mencionó la construcción de un club social y deportivo de 80 hectáreas, con una inversión de 500 millones de pesos.

Caja Popular La Libertad, empresa radicada en Querétaro y que habría comprado a Gallos Blancos hace más de 15 años, es señalada actualmente por “operaciones sospechosas”, fraudes millonarios a instituciones bancarias y lavado de dinero.

Durante ese periodo, José Antonio Rico Rico figuró como miembro del Patronato Queretano para el Fomento Deportivo, creado en el 2006 por el gobierno estatal para evitar la desaparición del equipo. 

Rico Rico está acusado, al igual que Juan Collado, por lavado de dinero y delincuencia organizada, en un caso en el que también se involucra a Caja Libertad.

Cabe recordar que Amado Yáñez, dueño de la empresa Oceanografía, fue patrón de los Gallos hasta 2014, cuando fue acusado de fraude y lavado de dinero. Incluso, las instalaciones del club fueron intervenidas por la policía, debido a la información.

Tras el escándalo de Oceanografía, Olegario Vázquez Aldir, director del Grupo Empresarial Ángeles (GEA), se convirtió en el dueño del equipo Gallos Blancos de Querétaro.

Con información de Quién y El Universal